Por: Victoriano Martínez.

 

Los problemas de inseguridad en el estado van más allá de la creciente percepción de que la situación es cada vez más grave, si quienes pudieran estar mejor enterados echan mano de una mayor protección: la Dirección General de Seguridad Pública del Estado incrementó la cantidad de escoltas asignados a funcionarios, de 50 en 2014 a 128 en 2015.

De acuerdo a información proporcionada por la Oficialía Mayor del Gobierno del Estado, mientras en 2013 la dirección de Seguridad Pública asignó 81 escoltas a funcionarios, un año después la cifra se redujo para luego volverse a incrementar hasta llegar a 128 elementos al cierre de 2015, gran parte de ellos encomendados a proteger a los personajes hasta el 2018.

Para atender la solicitud de información, la Oficialía Mayor requirió datos tanto a la Dirección de Seguridad Pública como a la Procuraduría General de Justicia. Ésta última los clasificó como reservados, lo que significa que el número de funcionarios con escoltas es mayor.

De acuerdo a la información que proporcionó Ángel Gámez Segovia, director de Seguridad Pública del Estado, entre los funcionarios a quienes se asignaron escoltas a finales de 2015 se encuentra el procurador Federico Garza Herrera, quien aparece en la relación con 10 escoltas; le sigue el secretario de gobierno, que aparece con seis desde el 18 de febrero de 2012.

Entre los personajes públicos con escoltas, destaca Ricardo García Melo, quien cuenta con dos escoltas desde que fue candidato a diputado local, y ya en el cargo los mantuvo.

Otros diputados en funciones que cuentan con escoltas son Gerardo Serrano Gaviño, Roberto Alejandro Segovia Hernández y María Rebeca Terán Guevara, en tanto que la diputada federal Ruth Noemí Tiscareño Aguilar, cuenta con escolta desde que fue diputada local. Los ex diputados José Eduardo Chávez Aguilar y Rosa Ma. Huerta Valdez también contaron con escoltas.

Entre la relación de personajes a quienes se tienen asignados elementos de la dirección de Seguridad Pública del Estado para su protección, sobresale el caso de Pascual Oyarvide Sánchez, director del periódico El Mañana, quien lo tiene asignado desde el 13 de abril de 2011. La familia Esper Bujáidar tiene asignado un escolta desde el 18 de febrero de 2011.

Yolanda Josefina Cepeda, alcaldesa de Aquismón, tiene asignados escoltas desde que fue candidata a ese cargo. Como candidata contó con un escolta, en tanto que ahora que ya el presidenta municipal se le asignaron tres.

Comments

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here