Por Victoriano Martínez

Andrés Manuel López Obrador vino a lo suyo. Agradecer y corresponder al voto mayoritario de los potosinos el 1 de julio. Inercia de campaña.

Fueron 526 mil 33 votos. Mucho más que la votación obtenida por cualquier gobernador electo en la historia de San Luis Potosí.

Tan sólo en el contraste con los votos obtenidos por Juan Manuel Carreras López en 2015, dejan al mandatario en funciones con una diferencia de 145 mil 905 votos menos que los obtenidos por López Obrador.

Una diferencia que va más allá de la jerarquía de los cargos que ocupan y que los define de cara a la ciudadanía.

López Obrador con sus 526 mil 33 votos encabeza un mítin masivo de agradecimiento y de reiteración de compromisos, entre los que destaca el no al fracking, que hoy amenaza la estabilidad ecológica de la Huasteca Potosina.

Carreras López con sus 380 mil 128 votos se acopla a la virtual figura presidencial y se apresura a autodefinirse en un comunicado oficial con los términos de la cortesía política pronunciados por quien encabezará la presidencia en los tres años que le quedan como gobernador.

De entrada, el comunicado oficial del gobierno estatal tiene como encabezado “AMLO reconoce al gobernador JM Carreras por su trabajo”.

En su visita a San Luis Potosí el Presidente Electo de México Andrés Manuel López Obrador, reconoció el trabajo del Gobernador del Estado Juan Manuel Carreras López, porque ha mostrado tener “mucha capacidad de convocatoria, y tiene el don de la conciliación, nos ha tratado con mucho respeto y es recíproco”.

“Me causa buena impresión el ciudadano Gobernador, es una persona respetuosa; no es una persona protagónica, es mesurado y eso es muy importante”, aseguró Andrés Manuel López Obrador.

Son los dos párrafos con que empieza el comunicado oficial del gobierno de Carreras López.

Es claro que a Carreras López así le gusta ser definido. Y si de promover su imagen se trata, que mejor manera que no desaprovechar la oportunidad de ponerlo en boca de quien tiene mayor aceptación que él entre los potosinos.

Las ventajas que pueda traer para el estado un presidente electo que regresa a agradecer el voto y a establecer compromisos son algo secundario en la comunicación oficial del gobierno estatal.

Paradójicamente en el comunicado oficial resulta prioridad destacar protagónicamente que López Obrador dijo de Carreras López que “no es una persona protagónica”.

Paradoja que contradice a la visita.

Distintos sectores de la sociedad potosina han definido de manera muy diferente a Carreras López, pero poca atención han merecido de parte del gobernador.

Cuestión de prioridades que poco tienen que ver con sus responsabilidades como gobernador, pero que lo definen mejor que las versiones de cortesía que se apresura a difundir.

Comments

comments