El Ayuntamiento de San Luis Potosí firmó un convenio con Grupo Financiero Banorte.

Xochiquetzal Rangel

Rodrigo Portilla Díaz, tesorero del Ayuntamiento de San Luis Potosí, informó que en 10 meses de administración han reducido la deuda pública municipal a cerca de 800 millones de pesos de los mil 400 millones de pesos que dejó la administración pasada.

Explicó que, en comparación con julio, la administración de Ricardo Gallardo Juárez debía a proveedores cerca de 396 millones de pesos, y ahora sólo se deben 272 millones; a contratistas, en 2018 se adeudaban 82 millones, y hasta hoy se ha reducido a 52 millones de pesos; y de 166 millones de impuesto sobre la renta (ISR) que se debían, ya sólo restaría pagar 77 millones de pesos.

Mientras que en temas a corto plazo por fondos adeudados a terceros, como Infonavit y préstamos, de los 96 millones de pesos aprobados en los estados financieros de 2018, sólo se deben 16 millones de pesos.

“De 740 millones que se debían en julio de 2018, ahorita se deben 417 millones”, presumió.

Sin embargo, explicó que dicho monto se sumaría a los 435 millones de pesos que el Ayuntamiento debe de pasivo circulante a largo plazo de la deuda bancaria, dando un aproximado de 852 millones de pesos de deuda total.

Cabe señalar que los 435 millones de pesos adeudados a Bansi, a partir de septiembre se moverían al banco Grupo Financiero Banorte, ya que hoy se realizó una firma entre el Ayuntamiento y la empresa para el proceso de registro que concluirá a finales de agosto.

En este sentido, el alcalde Xavier Nava Palacios dio a conocer que con este cambio tendrán un ahorro de 66 millones de pesos, pues en el acuerdo la tasa de interés bajaría, por lo que la cifra de 435 millones de pesos se pagarán a Banorte en un lapso menor a 10 años.