Bajo amenaza acarrean a potosinos al registro de Ricardo Gallardo Juárez

Bajo amenaza acarrean a potosinos al registro de Ricardo Gallardo Juárez

Jaime Nava

Minutos después de que el cabildo de San Luis Potosí autorizara su licencia, Ricardo Gallardo Juárez arribó a las instalaciones del Consejo Estatal Electoral y de Participación Ciudadana para registrarse como candidato del Partido de la Revolución Democrática a la alcaldía de la capital. En el lugar ya lo esperaban más de mil personas que previamente habían sido trasladadas desde diversas colonias de la capital en al menos 30 camiones con la advertencia de que si no asistían al registro perderían los “apoyos” que reciben.

Desde la noche del jueves en redes sociales circuló la imagen de una cartulina que fue colocada en una de las purificadoras de agua municipales y en la cual se informaba que, el viernes 23, desde las 8:20 de la mañana un camión esperaría en el cruce de las calles Ágata y Amatista en la colonia Esmeralda.

Antes de las 9 de la mañana, se dieron a conocer capturas de pantalla de mensajes provenientes de un número registrado como “Coordinador RGJ” en los que se exigía “juntar gente y reunirla donde se hicieron indicaciones”, instrucción acompañada de la siguiente amenaza: “Si no se cumple con la cuota de gente olviden los apoyos”.

“Ya sabemos dónde vives si no cumplen” se lee en una segunda captura de pantalla atribuida a la misma persona identificada como: “Coordinador RGJ”.

Cerca de las 10 de la mañana, cuando prácticamente todos los autobuses habían terminado de bajar a la gente y se encontraban estacionados a lo largo de la calle Sierra Leona a un costado y frente al auditorio Bicentenario, llegó el dirigente estatal del PRD, José Luis Fernández Martínez, quien, al ser cuestionado en torno a las amenazas reportadas, respondió que: “Si se confirmaran, hay los caminos para que se presenten las denuncias”. Al preguntarle quién pagó los camiones, después de hacer una pausa, contestó: “No lo sé, yo no”, enseguida se le interrogó: ¿la gente vino por voluntad propia?, después de guardar silencio unos segundos dijo: “pues yo espero que sí” y finalizó la entrevista.

Ricardo Gallardo Juárez llegó a bordo de una camioneta blanca conducida por Luis Castro, candidato a diputado local por el II distrito y seguido por sus escoltas en un vehículo aparte, detenido por la presencia de medios de comunicación, Gallardo descendió y accedió a dar una entrevista que aprovechó para anunciar que no participará en los debates que se organicen entre los candidatos a la presidencia municipal de San Luis Potosí; aunque cuando participó en los comicios del 2015 sí se presentó a los debates.

“No voy a caer en la provocación de un debate, eso es de propuestas y yo no tengo por qué hacer propuestas porque la gente me conoce”, comentó Gallardo. Su registro fue breve y al salir subió a su camioneta para dirigir unas palabras a los presentes a quienes les agradeció su apoyo y les prometió que se realizarán más obras “para callar bocas”.

Al concluir el registro, las personas que parecían estar a cargo de cada autobús, pidieron a los asistentes que anotaran sus nombres en hojas o libretas que llevaban ex profeso.