Por Victoriano Martínez

Hace 376 días, Oscar Bautista Villegas pidió licencia para dejar el cargo de diputado local tras enfrentar las revelaciones de su compañero Enrique Flores Flores, quien lo señaló como parte de una ecuación corrupta que operaba al interior del Congreso del Estado para limpiar cuentas públicas a cambio de importantes sumas de dinero.

Hoy, Bautista Villegas llevó el cinismo con el que volvió a su curul el pasado mes de diciembre a un grado lamentable: una capacidad inadmisible para convencer a los ciudadanos del tercer distrito electoral federal para que le dieran su voto y alcanzar el mayor porcentaje entre los tres contendientes para recibir la constancia de mayoría como diputado federal electo.

Como pieza de la ecuación, de acuerdo con lo descrito en el video de Flores Flores, Bautista Villegas tenía el trato con los operadores materiales de la manipulación de las cuentas al contar con Sandra Elizabeth Anguiano Ramírez, esposa de Othoniel Martínez Torres, su chofer, como Auditora Especial de Fiscalización Municipal.

“La neta yo no quiero meterme en este pedo, pus sí, porque tú eres mi amigo. Y aparte no estoy para chingar gente”, le aclaró Enrique Flores Flores, entonces diputado local, a Crispín Ordaz, entonces alcalde de Ébano, en el video publicado por periódico Pulso el 12 de junio de 2017, en el  que reveló la ecuación corrupta en el Congreso del Estado.

“Pero estos putos”, agregó el legislador, “dígase Bautista, Lupe Torres, Manuel Barrera y ya, están haciendo los bisnes en la Auditoría. Este wey trae al hermano metido, este wey controla a la auditora…”.

“¿Barrera?”, preguntó Ordaz. Flores Flores le siguió: “Auditores y la chingada. Este otro presidente de la Comisión de Vigilancia y este controla a los priístas. Aquí entro yo en la ecuación… pero contigo no”.

“Y, de hecho, yo no pido lana. Pero ellos sí te van a pedir lana por dejarte limpio, que no debas ni nada, que no tengas ni un pedo, pero me dicen que pase por lo menos el diez por ciento de lo que debe”, pasó el mensaje Flores Flores a Ordaz.

Más adelante Flores Flores le hace la precisión a Ordaz sobre la razón del monto del moche y sobre quién lo fijó: “Cabrón, estamos pidiendo 15 porque tengo que repartirle a mis peritos, me dice Bautista”.

Para postularse como candidato, Bautista Villegas presentó una nueva solicitud de licencia al Congreso del Estado con vencimiento para este 9 de julio. Es decir, el próximo lunes se retomará la diputación para continuar su participación las fechorías que han caracterizado a la actual Legislatura.

Mientras tanto, 376 días después de que su participación en la ecuación corrupta lo obligó a separarse temporalmente del cargo, quien aceitaba la maquinaria de ese esquema de blanqueo de cuentas públicas a cambio de moches se encamina a San Lázaro… a mantener la vigencia de su propia ecuación.

Comments

comments