Desde el domingo 10 de marzo la familia Guerrero Meléndez dejó de ver a Paola Guerrero Melendez de 20 años de edad, quién hasta el momento se encuentra desaparecida.

En entrevista para Astrolabio Diario Digital, Jhonatan Jiménez, novio de Paola desde hace cinco meses, comentó que el último día que él tuvo comunicación con ella fue el mismo domingo en que desapareció.

El domingo de la semana pasada, como era costumbre entre ellos, salieron en pareja y como a las 5 de la tarde la regresó a su casa (ubicada en el Barrio de San Sebastián), en la camioneta del papá de Jhonatan, luego de que ella le pidiera acompañarla a comprar un garrafón de agua, después de meter el garrafón a su casa, se percató que, como cada fin de semana, los papás de Paola estaban consumiendo alcohol en su casa por lo que la dejó y se fue.

De acuerdo con lo dicho por Jhonatan, los que tuvieron que haber visto o escuchado a Paoladespués de que la dejara en su casa, fueron sus papás, aunque por el consumo de alcohol pudieron haber omitido si salió a algún lugar.

“Se supondría que ella desapareció ese mismo domingo porque ella el lunes tiene que ir a la Universidad Politécnica y no fue”.

El lunes siguiente, Jhonatan le marcó al celular a Paola a la 1: 30 de la tarde, hora en la que ella sale de clases en la Universidad Politécnica, pero su llamada nunca fue contestada y lo mandaron a buzón, situación que no le pareció extraña ya que Paola le había comentado que no había pagado su teléfono y se lo habían cortado. No obstante, comenzó a preocuparse cuando sus mensajes de Whatsapp no fueron contestados, por lo que le marcó a la mamá de Paola.

La mamá de Paola le comenta que no sabe si está y procedió a subir al cuarto de Paola; enseguida le dijo a Jhonatan que estaba dormida, por lo que él le pidió no molestarla y dejarla dormir.

Sin embargo, a las 8 de la mañana Jhonatan recibe la llamada de la mamá de Paola para preguntarle si su hija se encontraba con él, a lo que él le comenta que ayer le había dicho que estaba dormida y la mamá le contesta que eso había creído, pero que solo estaban sus cosas.

Aunque al saber que se desconocía el paradero de Paola, Jhonatan le pidió a su papá y a su hermano (que tambiénestudia ahí), ir a investigar en la universidad, aunque dijo, no fue de gran ayuda debido a que les negaron la información de la joven por no ser familiares directos de ella.

Para Jhonatan es extraño que Paola no se apareciera a la universidad, ya que ella estaba pagando sus estudios en mercadotecnia en la Universidad Politécnica de San Luis Potosí. Aunque al preguntarle sobre en dónde trabaja ella, dijo: del trabajo no sé bien porque solo me decía que su jefa de repente le decía hay trabajo, vente (…) nunca supe bien lo de su trabajo.

La denuncia ante la Fiscalía General del Estado se interpuso hasta el martes aunque la “alerta amber” se había solicitado desde el lunes, según por lo comentado por el entrevistado, añadió que de las investigaciones que se realizan o no, no sabe nada.

“Yo estoy haciendo lo mayor posible por encontrarla”.

Además de acompañar a la mamá de Paola y la hermana de ella a la morgue, al hospital general de Soledad y al Hospital del Niño y la Mujer, en donde no la encontraron, y de compartir la publicación sobre su desaparición en Facebook, Jhonatan se dio a la tarea de revisar si en las cámaras de la colonia podría dar con alguna pista sobre ella.

“Quería ver por ahí cerquita si se había salido en la noche, porque mi teoría era que había ido por algo de cenar”, se dirigió al Oxxo más cercano a preguntar si podría ver las grabaciones de las cámaras de seguridad, pero no apareció nada. “El miércoles me presento nuevamente en su domicilio porque en la búsqueda localicé unas cámaras como a seis casas de la de ella, le explico si pudiera ver el video, me dice la señora que ella no es la dueña, habla con alguien y le dicen que sí (…) solo se ve que paso a dejarla en la camioneta y cuando me regreso solo”.

La búsqueda tuvo que parar.

En los planes de Jhonatan para localizarla en colaboración con algunos de sus amigos, está el salir a repartir volantes en la Plaza del Cármen, por si alguien pudiera dar información para poderla encontrar, pero la familia de Paola, le dijo a través del papá de Jhonatan que dejaran de buscarla, “su mamá le dijo a mi papá ‘sabes qué ya sabemos que están investigando, no queremos que la busquen’”.

“A mí se me hace raro porque obviamente como padre aceptaría la mayor ayuda posible, sea de quién sea, pero ellos están tomando otra postura. Pero a lo mejor por la desesperación dicen tú no te metas, tú no sabes lo que haces, ellos son profesionales (la FGE). Pero pues tienen razón, a lo mejor puedo entorpecer la investigación”, comentó mientras su voz se tornaba un poco más silenciosa y casi no se entendía lo que decía.

-¿No te han comentado sobre avances en la investigación?

No, de hecho el miércoles le estuve marcando a la mamá de Paola y ya no me ha contestado el teléfono.

Hasta el termino de esta entrevista, Paola Guerrero Melendez, sigue desaparecida.

Comments

comments