Por Antonio González Vázquez

El recién estrenado secretario de Seguridad Pública, Jaime Pineda Arteaga, al asumir el cargo hace apenas unos días aseguró con cierta arrogancia que muy pronto se vería su mano, es decir, resultados. Con ese tono de petulancia que caracteriza a los Federales que se sienten algo así como la última Coca Cola bien helada en el desierto, agregó que él y su equipo tienen un muy personal estilo para comandar una corporación policíaca como la potosina.

Y pues nada que del 30 de noviembre cuando tomó el cargo a ayer dos de diciembre ya hubo tres ejecutados, lo cual quiere decir que su estilo muy personal de manejar la corporación no es tampoco un dechado de virtudes.

Resulta que en su primer día como Secretario, Pineda Arteaga se fue a Nuevo León en vez de meterse de lleno a revisar la fallida estrategia de seguridad pública. Así lo reportó la Secretaría:

ASISTE JAIME ERNESTO PINEDA A TOMA DE PROTESTA DEL COMANDANTE DE LA IV REGIÓN MILITAR

APOCADA, NUEVO LEÓN.- El Secretario de Seguridad Pública del Estado, Comisario Jaime Ernesto Pineda Arteaga, asistió en representación del Gobernador Juan Manuel Carreras López, a la Toma de posesión y protesta del comandante de la Cuarta Región Militar, General de División Diplomado de Estado Mayor Luis Crescencio Sandoval González.

En la ceremonia realizada en el Campo Militar 7-A, en el municipio de Apodaca, estuvieron presentes autoridades de los estados de Nuevo León, Tamaulipas y San Luis Potosí que conforman la Cuarta Región Militar.

Lo cierto es que la realidad es muy remolona y no obedece al verbo de nadie. El secretario dice que pronto habrá resultados y la ofensiva realidad de violencia ya le dijo que No.

Estos son los primeros ejecutados en tiempos del Secretario Pineda.

En una cuneta del camino que conduce a la comunidad de Dique Leal, en el municipio de Ébano, fue abandonada una camioneta PickUp color negra y con placas del estado de Tamaulipas. En su caja trasera que tenía la puerta abierta, yacía el cadáver de un hombre de unos 40 años de edad. Presentaba lesiones en la mayor parte del cuerpo ocasionadas por actos de tortura; fue ultimado con un disparo de arma de fuego en la cabeza. El vehículo fue avistado por unos jornaleros durante el amanecer del 30 de noviembre.

Rozaban ya las nueve de la noche del 30 de noviembre y don Víctor estaba a punto de entrar a su casa en la colonia San Antonio del municipio de Matehuala, pero unos sujetos se lo impidieron a balazos: lo acribillaron y quedó abatido en el umbral de su vivienda.

Una mujer que había sido secuestrada hace unos días fue asesinada por sus captores en el municipio de Charcas. El cuerpo de la mujer, una señora de 65 años de edad fue localizado en un camino rural de ese municipio que comunica a la localidad de Santo Domingo en la zona del Altiplano. La mujer de nombre Eva, tenía domicilio en la cabecera municipal de Charcas y fue secuestrada el pasado lunes 27 de noviembre. La policía estatal localizó el cuerpo la mañana del dos de diciembre, estaba maniatado de pies y manos, y presentaba una herida en la cabeza. De acuerdo con datos de la Procuraduría General de Justicia, familiares de la víctima dijeron que les habían solicitado una fuerte cantidad de dinero que no lograron reunir.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here