Por Antonio González Vázquez

Cuando se aplica la ley a los feminicidas se envía el mensaje de que la brutalidad sí tiene castigo. No siempre ocurre que el asesino de una mujer sea detenido, luego sujeto a proceso y luego sentenciado. Cuando eso ocurre renace un poco la esperanza de que no todo esta perdido.

El 15 de noviembre del año pasado fue localizado el cuerpo sin vida de Viviana Elizabeth Vázquez, cuatro días antes había desaparecido. Viviana solo tenía 24 años de edad. Casi un año después del crimen, a Viviana se le hace justicia, pero lamentablemente hay decenas de casos similares que no han sido resueltos.

Lo deseable es que cada víctima femenina reciba justicia, en eso debería empeñarse con tesón la autoridad.

Así informó la Procuraduría General de Justicia de la sentencia contra Fernando, el feminicida y su cómplice, Sergio.

A través del Procedimiento Abreviado, Fiscales de la Unidad Especializada de Homicidios y Feminicidios de la Procuraduría General de Justicia de San Luis Potosí (PGJSLP), lograron obtener del Juez una sentencia de 20 años de prisión para Fernando, quien hace un año le quitó la vida a su ex pareja sentimental, dejándola en un pozo del municipio de Ahualulco. 

Mientras que  su cómplice,  Sergio Emmanuel, fue sentenciado a 10 años de prisión, además de que ambos deberán de cumplir con el pago de la reparación del daño y de la sanción pecuniaria correspondiente. 

Como se recordará, los hechos ocurrieron el 15 de noviembre del 2016, cuando fue localizado  el cuerpo sin vida de una persona  del sexo femenino en un pozo en la ex Hacienda de la  comunidad de La Parada, del señalado municipio.

Al realizar las primeras  investigaciones, los agentes ministeriales lograron identificar a la occisa  como Viviana de 24 años de edad, misma que se  encontraba desaparecida desde el día 11 de noviembre del 2016, cuando salió de su domicilio en la colonia Sauzalito de la capital potosina  para dirigirse a su centro de trabajo, pero ya no regresó a su hogar.

Una vez que los familiares  denunciaron su desaparición a la PGJSLP, los policías  lograron establecer la participación de Fernando, quién fuera  ex pareja sentimental de la hoy occisa, así como de su amigo  Sergio Emmanuel, como  los probables responsables de los ilícitos en mención.

Por lo que  en el mes de diciembre del 2016, los fiscales lograron obtener las órdenes de aprehensión correspondientes en contra de los dos sujetos, quienes fueron detenidos en diferentes fechas por el delito de feminicidio, iniciando desde entonces su proceso legal.

La investigación de la autoridad se basó específicamente en trabajo de campo y en las videograbaciones recabadas en distintos negocios, así como de un domicilio particular, donde además de la participación de Fernando, se obtuvo  la identidad del segundo involucrado.

En sus declaraciones,  Sergio Emmanuel dijo que su amigo le pidió el apoyo para “darle un susto” a la víctima, fingiendo un asalto, para acabar quitándole la vida en el lugar ya señalado.

Los dos sentenciados se encuentran recluidos en el centro de reinserción social de La Pila, en la ciudad de San Luis Potosí.

Bien, es un logro significativo, pero muchas mujeres agredidas y asesinadas aún están en espera de que se castigue a sus agresores y victimarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here