Por Antonio González Vázquez

La capital del estado es uno de los seis municipios potosinos donde fue declarada la Alerta de Género en junio del año pasado. La Declaratoria no ha servido para nada porque para las autoridades municipales todo lo relativo a la inseguridad es un asunto de nula relevancia.

Ayer en la madrugada, otra mujer fue asesinada en la capital. Fue en la Delegación Municipal de Bocas.

Es el segundo crimen contra una mujer en la primera semana del año.

El primero, fue cometido el viernes en el violentísimo municipio de Soledad de Graciano Sánchez que, como la capital, son administrados por el grupo de los Gallardo.

No es novedad, toda vez que ambos municipios son los más inseguros de la entidad y es donde más delitos y violencia mortal se cometen.

Ayer, por la madrugada, la policía estatal fue informada mediante una llamada al servicio telefónico de emergencia del hecho de que, al parecer, al fondo de una zanja había un cuerpo de mujer.

Personal de la Policía Ministerial acudió a Las Flores, un rancho de Bocas. También acudieron de Protección Civil y la Cruz Roja. Lo primero fue bajar a unos diez metros de profanidad para sacar el cuerpo. Lo recuperaron y confirmaron que se trataba de una mujer, pero no portaba en su ropa alguna identificación.

Su pantalón estaba desabrochado y su blusa levantada dejaba al descubierto su vientre.

Así como el cambio de secretario de seguridad pública no ha servido para bajar los índices delictivos, tampoco una Declaratoria de Alerta de Género iba parar, por decreto, con los feminicidios.

El problema es que las autoridades obligadas a brindar seguridad a la población son incapaces de cumplir con ese mandato legal. En ese sentido, la mujer es la más indefensa, está a merced de feminicidas que actúan porque saben que hay incapacidad e impunidad.

¿Para qué carajo pueden servir los gobiernos de San Luis y Soledad, para qué carajo sirven la Comisión de Atención a las Víctimas o el Instituto de la Mujer, para qué carajo sirven las policías municipales y la Procuraduría o Fiscalía?

Por supuesto, sirven para un carajo, nada más.

Comments

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here