Por Victoriano Martínez

El 23 de julio de 2016 se habló del tema durante el II Encuentro Inter-regional en Defensa de la Tierra, el Agua y la Vida, realizado en la Huasteca.

En su declaratoria, el ¡No al fracking! llevaba la firma de 46 comunidades de los municipios de Xilitla, Tancanhuitz, Aquismón, Ébano, San Antonio, Axtla de Terrazas, Huehuetlán, Tamazunchale, dos comunidades huastecas de Hidalgo y Veracruz, 32 organizaciones civiles y colectivos, y el Ayuntamiento de Tanlajás.

Dos años después, el pasado 27 de julio, Astrolabio Diario Digital publicó la autorización de la Secretaría de la Defensa Nacional a PEMEX para el uso de 190 mil kilogramos de explosivos en los municipios de Ébano, Tamuín, San Vicente Tancuayalab.

La autorización involucra a dos municipios más, San Antonio y Tanlajá.

El 30 de julio, el gobernador Juan Manuel Carreras López se deslinda por ser asunto federal y comenta que la posible explotación de hidrocarburos “tiene su lado muy bueno”.

Para el 1 de agosto, más de un millar de habitantes de la región se reunieron en la comunidad de San Pedro, en el municipio de San Antonio, para acordar acciones de resistencia.

Ese mismo día, Alejandro Leal Tovías, secretario general de Gobierno, primero dijo no saber nada y después aseguró que el gobierno tendría que abanderar la oposición al fracking.

También ese día –se sabe hoy–, el gobernador Juan Manuel Carreras López le escribió al secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, para consultarlo sobre el tema.

Al día siguiente, Astrolabio Diario Digital reveló que en el Plan Quinquenal de Licitaciones para la Exploración y Extracción de Hidrocarburos 2015-2019, la Secretaría de Energía contempla explotar 2 mil 46.7 millones de barriles de petróleos crudo equivalente en 1,798.4 kilómetros cuadrados del territorio potosino.

Para el viernes 3, la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) anunció la firma de un contrato de producción compartida de Pemex con las empresas D&S Petroleum, S.A. de C.V. y DS Servicios Petroleros, S.A. de C.V. para la exploración y extracción de hidrocarburos en el área contractual de Ébano, como parte de la asignación AE-0391-M-Ébano.

Este lunes, por la mañana Leal Tovías se declara “segurísimo” de que no habrá Fracking en la Huasteca.

Astrolabio Diario Digital revela las misivas entre Carreras López y Pedro Joaquín Coldwell.

Carreras López consulta sobre el “escenario de información difusa ha motivado la preocupación de comunidades indígenas y autoridades de municipios huastecos, cámaras empresariales, instituciones estatales y nacionales de investigación superior, así como organizaciones no gubernamentales”.

El secretario de energía responde con dos puntos:

  1. La única actividad extractiva de petróleo autorizada a la fecha por la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) a Petróleos Mexicanos para el estado de San Luis Potosí, es la continuidad de los trabajos respectivos en la Asignación de Ébano, cuyas actividades no contemplas el uso de técnicas de fractura hidráulica.
  2. En lo que se refiere a las rondas 3.2 y 3.3 de exploración y extracción de hidrocarburos que tiene en proceso la CNH, no están incluidas áreas correspondientes al estado de San Luis Potosí, ni tampoco se prevé que se realice ninguna otra licitación en lo que resta de la presente Administración.

Hasta aquí un recuento cronológico, especialmente de lo conocido en los últimos doce días.

Un recuento que, en la consulta carrerista con su respuesta, deja ver espacios de duda. No es que no se le pueda tener confianza ni a uno ni a otro, porque eso es otra historia.

El secretario de Energía no aclara el punto en el que el Plan Quinquenal de Licitaciones para la Exploración y Extracción de Hidrocarburos 2015-2019 señala textual que:

  • En San Luis Potosí se localizan 1,798.4 km2 de superficie para licitación para la exploración y extracción de hidrocarburos no convencionales, con 2,046.7 MMbpce (millones de barriles de petróleo crudo equivalente) en recursos prospectivos.

Pero, sobre todo, para qué requiere Pemex la autorización para usar 190 mil kilogramos de explosivos fuera del municipio de Ébano, donde afirma que se concentra la actividad de la paraestatal.

Tal vez Carreras López deba dar continuidad a ese intercambio epistolar con Pedro Joaquín Coldwell e iniciar otro con el general Salvador Cienfuegos, secretario de la Defensa Nacional.

Comments

comments