Por Victoriano Martínez

El embajador de Alemania en México, Peter Tempel, estuvo en San Luis Potosí.

Aunque no vino a anunciar la fecha de arranque de la armadora alemana de automóviles BMW, confirmó la fecha que se conocía desde el pasado mes de octubre: el 6 de junio.

En un boletín de 425 palabras, el gobierno del Estado relató un encuentro con el embajador y el gobernador lleno de cordialidad y de intercambio de reconocimientos.

“Tras sostener una reunión de trabajo con el Gobernador de San Luis Potosí, Juan Manuel Carreras López, el Embajador de Alemania en México, Peter Tempel, señaló que la entidad tiene potencial para inversiones, derivado de la labor que realiza la Administración estatal en propiciar el mejoramiento de la infraestructura, movilidad y seguridad, lo que genera confianza para la atracción de capitales”.

Así arranca la versión oficial del encuentro y el balance posterior de Tempel. Cortesía diplomática.

Y el comunicado fue reproducido palabra por palabra en varios medios, en lo que se conocen como gacetillas. ¿Por qué se iba a desaprovechar la cortesía diplomática?

Un comunicado que menciona algunas cuestiones de infraestructura y movilidad, pero no como acciones concretadas, sino como proyectos.

“Existen proyectos para la movilidad, como es el Boulevard San Luis, donde hay inversión importante y que continuará con la modernización del Eje 140 y ramal a la carretera 80, la construcción de la vía alterna a la zona, un enlace de la carretera 57 al periférico la rehabilitación de las laterales”, enumera el boletín.

Extraña cortesía diplomática. Si el embajador habló de que esa es la labor que realiza el gobierno potosino, pues a enumerar las labores para no hacerlo quedar mal… aunque se trate de labores a futuro.

Por cierto, sobre la cuestión de seguridad se optó por convenientemente omitir el tema después del primer párrafo del boletín ¿informativo?. No, porque hace tiempo que los gobiernos no informan, se hacen propaganda.