Los reporterillos de Astrolabio Diario Digital echamos un vistazo al pasado y en esta sección le presentamos uno de nuestros hallazgos:

A veces la autoridad no la tiene tan fácil, sobre todo cuando imponerse los lleva más allá de ciertos límites, como ocurrió con la policía de Salinas en 1973:

Toda la Policía de Salinas, Detenida Por Agresión a un Agricultor

Todos los elementos de la Policía Municipal de Salinas de Hidalgo, fueron detenidos ayer por elementos de la Judicial Ganadera como presuntos responsables de la alevosa agresión sufrida por el comerciante y agricultor J. Isabel Mata Flores, el pasado día 25 a las 11:30 de la noche aproximadamente.

Según la declaración del lesionado, el día de los hechos se dirigía a su casa cerca de la media noche cuando vio que el comandante de la policía Felipe Parga Esparza, el cabo Antonio Pérez y los policías Atanasio Alonso, Agustín Moreno, Juan Coronado y Florencio Sánchez, llevaban detenido al peón del declarante Ascensión Coronado.

Según asegura J. Isabel, él se dirigió en buenos términos a los policías abonando la buena conducta del detenido, recibiendo por parte de los policías insultos.

Como él reclamó esos insultos, uno de los policías –sin poder precisar cuál–, le dijo a sus compañeros “sobre de él”, siendo brutalmente agredido por todos los uniformados, cayebdo al suelo y recibiendo golpes fuertes y puntapiés en la espalda.

Como pudo se libró de sus atacantes y corrió hacia su casa, disparándole al cabo Antonio Pérez 4 balazos, los que afortunadamente falló.

El quejoso presenta, según el certificado médico que se le extendió, posible fractura de costillas y otros golpes contusos en el cuerpo.

Por su parte los policías aseguran que J. Isabel pistola en mano pretendió quitarles al detenido por lo que se limitaron a defenderse y a imponer su autoridad,