Por Victoriano Martínez

Para Jaime Pineda Arteaga, secretario de Seguridad Pública del Estado, el balance en cuestión de seguridad es “muy bueno”.

Tan bueno, que en el Índice de Desarrollo Policial (INDEPOL), de Causa en Común, apenas se avanzó un puntito porcentual en el último año.

Tan bueno, que en el Semáforo Delictivo todos los focos están rojos.

Tan bueno, que es el año con el mayor número de feminicidios a pesar de todas las alertas de género habidas y por haber.

Tan bueno, que también ha sido el año más violento y con el mayor número de ejecuciones en la historia reciente.

Tan bueno, como para pedir a la gente que los dejen hacer su trabajo (aunque no se note) y eviten hacerse justicia por propia mano, porque el único que tenía ese derecho era Kalimán con su célebre frase –una de tantas– “la mejor defensa es el ataque”.

Tan bueno, que “ustedes ya lo vieron, tenemos diariamente reuniones a las ocho de la mañana en el C4”, seguramente con un buen café y hasta desayuno incluido.

Tan bueno, que…

Si hoy no fuera 28 de diciembre… se la creeríamos.

Comments

comments