Antonio González Vázquez

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) dirigió la recomendación 40/2019 al Instituto Nacional de Migración y al DIF estatal de San Luis Potosí por alojar de forma indebida a cuatro menores de edad en la estación migratoria, donde dos de ellas refirieron haber sido violentadas sexualmente por su padrastro.

Las víctimas permanecieron privadas de su libertad durante 56 días en la estación migratoria de San Luis Potosí, del 14 de enero de 2016 al 10 de marzo de ese año, informó la CNDH.

La recomendación, que se puede consultar en el portal electrónico cndh.org.mx de la CNDH, va dirigida al comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM), Francisco Garduño Yáñez, y a la directora general del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia, Cecilia de los Ángeles González Gordoa.

Los actos violatorios a los derechos humanos de los menores son: a la seguridad jurídica; a la integridad y seguridad personal; al acceso a la justicia en su modalidad de procuración, y al interés superior de la niñez en agravio de seis personas en contexto de migración, cuatro de ellas menores de edad, atribuible a personal del INM y de la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes.

En un comunicado de prensa, la Comisión Nacional de Derechos Humanos detalló que los menores estuvieron privados de su libertad en la estación migratoria a pesar de que en diversos instrumentos jurídicos se prohíbe que las niñas, niños y adolescentes migrantes sean alojados en esos recintos.

Asimismo, señaló que los servidores públicos del INM no agotaron todos los medios para canalizarlos inmediatamente a su ingreso al DIF Estatal correspondiente, o bien, a alguna otra institución pública o privada especializada que pudiera brindarles la atención que requerían, sobre todo cuando la propia institución migratoria refirió no contar con las instalaciones adecuadas para alojar a un menor de edad.

De acuerdo con la queja de las víctimas, el 4 de marzo una de las personas menores de edad informó a la oficial de Protección a la Infancia del INM que ella y su hermana, de 11 y 17 años de edad, fueron víctimas de violación sexual por parte de su padrastro en la estación migratoria, sin embargo no fue sino hasta cinco días después cuando la dependencia las trasladó al Hospital del Niño, donde se les brindó atención médica y se dio vista al Ministerio Público, que inició la averiguación previa, lapso en el cual continuaron expuestas al agresor, ya que fue hasta el 10 de marzo de 2016 cuando las niñas y sus dos hermanos fueron llevadas a un albergue.

La CNDH también acreditó que la oficial de Protección a la Infancia del INM omitió tomar en consideración la información proporcionada por una de las víctimas al ser entrevistada a su ingreso al recinto migratorio acerca de que su padrastro era violento y la había agredido anteriormente, lo que permitió que las agraviadas quedaran expuestas a su agresor en la estación migratoria.

En tanto, subrayó la Comisión, personal de la PPNNA-San Luis Potosí, a pesar de que desde el 9 de marzo de 2016 tuvo conocimiento de los hechos delictivos cometidos en agravio de las dos menores de edad, no fue sino hasta el día siguiente cuando les proporcionó alojamiento, omitió denunciar los hechos de inmediato ante el Ministerio Público, y tampoco solicitó medidas de protección para las niñas y su madre, cuando esta les dijo que, de no retirar la denuncia, su padrastro la mataría.

El agresor fue puesto a disposición de la autoridad judicial por el delito de violación cometido en agravio de las dos niñas, sin resolverse su situación migratoria en tiempo y forma.