Antonio González Vázquez

En diciembre pasado, los diputados le dieron sus “regalotes” a la prensa, no envueltos en lustroso papel con motivos navideños y su consabido moño, sino en cheques por cobrar de inmediato. Pesos constantes y sonantes. Para cerrar el 2017, la legislatura se vistió de Santa Claus y prácticamente llenó un costal de cheques a repartir a un centenar de proveedores de servicios de comunicación de información.

Anduvieron tan espléndidos los diputados que del seis al veintidós de diciembre emitieron 127 cheques en favor de periódicos impresos y electrónicos, noticieros de radio y televisión, revistas y pantallas de publicidad.

El Santa legislativo, entregó cheques a la prensa a razón de ocho por día. La suma de esos pagos alcanza la nada despreciable cantidad de 2 millones 844 mil 750 pesos. Es decir, el Santa de las curules gastó en promedio de 177 mil pesos 796 pesos diarios.

Los medios de comunicación locales y regionales, no se podrán quejar; les fue muy bien en la navidad pasada pues les llegaron sus “chequesotes” con toda oportunidad. Incluso, los periódicos más “críticos” a la legislatura a la que exhiben cotidianamente por sus naturales excesos y abusos, se llevaron no menos de cien mil pesos por diciembre pues hay empresas que cobran hasta tres cheques: uno por el impreso, otro por el digital y otro por el otro diario de la editora.

También hay digitales que cobra hasta tres cheques: el del portal, el del impreso y el de las pantallas de publicidad. El gasto legislativo en la prensa se puede definir abusivo, pues en un solo mes con esos 2 millones 844 mil 750 pesos, se podrían comprar 237 planas de publicidad en periódicos locales.

No hay duda, Santa si llegó a las arcas de los dueños de la prensa potosinas.

Comments

comments