Jaime Nava

Sólo el primero de los dos parques Tangamanga cuenta con cámaras de seguridad y, a pesar de que en los últimos meses se han incrementado los incidentes delictivos al interior de dichos centros recreativos, no todas las cámaras se encuentran funcionando correctamente y son insuficientes para cubrir las 420 hectáreas sobre las que se extiende.

En respuesta a la solicitud de información con folio 00376018, María Esther Chávez García, titular de la Unidad de Transparencia de los Centros Estatales de Cultura y Recreación Tangamanga reveló que únicamente el área del balneario Splash, las casetas de vigilancia de los accesos de Salvador Nava y Chapultepec tienen cámaras que se encuentran en operación.

Mientras que, de las 32 cámaras que se ubican en el área de Ecomuseo y jardines, nada más 14 funcionan porque los 18 restantes están en “mantenimiento”. El número de cámaras se distribuye de la siguiente manera:

  • 4 Cámaras de seguridad en el área del Splash.
  • 2 Cámaras ubicadas en el área de Vigilancia de la caseta de Salvador Nava
  • (entrada y salida).
  • 2 Cámaras ubicadas en el área de Vigilancia de la caseta de Chapuletepc
  • (entrada y salida).
  • 32 Cámaras ubicadas en el área del Ecomuseo y Jardines (18 no sirven)

Además, se informó que en lo que respecta al Parque Tangamanga II las cámaras apenas se están implementando, pero no se especificó el número de aparatos que se piensa instalar.

Las deficiencias en seguridad y el aumento de los delitos, entre los cuales se suma un intento de violación a finales del mes pasado, obligaron a Marco Arévalo Núñez, director administrativo de los Parques Tangamanga, a solicitar la presencia de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE) para realizar rondines y reforzar la seguridad a través de la vigilancia por medio de drones.

Comments

comments