Integrantes de comunidades indígenas con Jorge López Espinoza, titular de la CEDH / Foto de Xochiquetzal Rangel

Xochiquetzal Rangel

Representantes de las comunidades indígenas establecidas en San Luis Potosí: mixteca, náhuatl, wixarika, tének y mazahua, acudieron este 8 de febrero a las instalaciones de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, para exponer ante el presidente de dicha institución, Jorge López Espinoza, la discriminación que sintieron ante la atención de la queja del integrante del grupo mixteco, Narciso, que interpuso una queja en nombre de su comunidad, por no haber sido consultado para la integración del Plan Municipal de Desarrollo.

Durante el diálogo los representantes: Mario Carrillo de la comunidad wixarika, Alfonso García, consejero indígena del grupo mixteco y el licenciado Zenón Santiago del grupo tének, expresaron que los integrantes de sus comunidades y tanto ellos, se sintieron discriminados por Jorge Espinoza, ya que el presidente de la CEDH, se abstuvo de votar el Plan Municipal de Desarrollo, durante la junta del Copladem celebrada el mes pasado.

Asimismo, Gerardo Morales, representante del grupo tének, dio lectura de forma cronológica a los hechos en los que participaron para la consulta de los pueblos originarios para la integración del Plan Municipal de Desarrollo, en el que puntualizaron que en el foro de consulta a los pueblos indígenas participaron 75 hombres y 63 mujeres de las diferentes comunidades que habitan en la capital, con lo que especificaron que sí hubo consulta y participación de ellos.

De la misma forma, indicaron que las declaraciones que en la semana dio el representante de la comunidad mixteca al manifestarse en la CEDH son falsas, ya que dijeron que las personas que acompañaron al señor Narciso en la huelga, son integrantes de grupos indígenas que radican en la Huasteca Potosina y no en la capital de San Luis Potosí.

Después de escuchar las palabras de los representantes de los pueblos indígenas asentados en el municipio capitalino, Jorge Espinoza explicó que se abstuvo de votar en el Plan Municipal de Desarrollo, para no emitir un voto a favor o en contra del plan, ya que existe la queja 633/2018 interpuesta por parte de tres integrantes de las comunidades triqui, mixteca y huasteca baja, por considerar que el Foro de Consulta a Pueblos Indígenas no se realizaron conforme a la Ley de Consulta, además de la existencia de dos juicios de amparo ante tribunales federales.

Por lo que la CEDH emitió un posicionamiento en el que reconoce la queja, los amparos y la consulta a los pueblos indígenas, sin embargo, esperarán a cerrar el expediente de queja 633/2018 con la postura de ambas representaciones de pueblos indígenas, para comenzar las investigaciones respecto a la forma en la que se realizó la consulta y a que se resuelva la queja, ya sea con una recomendación o desechando la misma.

Por otro lado, el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, propuso juntar a las dos partes, es decir, a los representantes de las comunidades indígenas que defienden la consulta y a los que indican que no fue adecuado, para que a través de un diálogo puedan subsanar los roces que pudieran existir.