Érika Briones, en imagen tomada de Internet.

Leticia Vaca

El homicidio de un joven de 27 años ocurrido en mayo de 2015 a manos de agentes de la Policía Municipal de Villa de Reyes podría llevar a la alcaldesa Érika Briones Pérez a ser destituida de su encargo por desacato a una orden judicial que le obliga a resarcir los daños morales causados a los deudos de la víctima, reparación del daño material por un millón 329 mil pesos, y una indemnización por la reparación del daño moral por un millón 225 mil pesos. 

El abogado de la viuda Narcisa Herrera Alvarado, José Alán Alvarado Vega, especialista en reparación del daño moral, recordó que el 16 mayo de 2015, cinco policías municipales entraron la casa de Leonardo (el occiso) en la comunidad Cerro Gordo, ubicada en el entronque de Villa de Reyes y Zaragoza porque, dijo, lo confundieron con un joven que disparó a efectivos municipales, quienes realizaron un operativo para sacarlo de su casa, sin embargo, ante su resistencia, le dispararon.

Alvarado Vega refirió que en 2016, por la vía administrativa, se promovió la reparación del daño moral por lo que el Tribunal de Justicia Administrativa (TEJA) resolvió en 2017, no obstante el alcalde en turno no acató la resolución. “Interpusimos un amparo en 2017 para que se emitiera una nueva resolución; primero salió una nueva sentencia el 24 de agosto de 2017, impugnamos esa resolución porque sólo se contempló la reparación del daño objetivo directo, que se cuantifica en función de los salarios mínimos, y es el resultante de un millón 329 mil pesos”.

Luego de ello, recurrieron a un nuevo amparo porque la demanda también contemplaba la reparación del daño moral, la cual no fue tomada en cuenta, y resultó favorable por un millón 225 mil pesos “para Narcisa Herrera Alvarado, quien fue la deuda del finado”. 

Del adeudo total que tiene el Ayuntamiento, indicó, la pasada administración sólo pagó 200 mil pesos, y en la gestión de Briones Pérez se han pagado únicamente 50 mil pesos, por lo que el Municipio todavía tiene un adeudo de dos millones 304 mil pesos. 

Ante la negativa de pago, puntualizó, “demandamos a la presidenta en función de su responsabilidad directa sobre de todos los mandos de policía; los policías municipales, su jefe directo es el presidente municipal, en este caso lleva una destitución del funcionario que incumple con el deber de cumplir la sentencia”.

El 24 de junio de 2019 el TEJA emitió una declaratoria de incumplimiento que fue turnada al Congreso del Estado el pasado sábado 5 de julio, a fin de que el Poder Legislativo determine si procede el juicio político en contra de Briones Pérez.