Por Samuel Estrada

El director y el representante jurídico de la empresa funeraria Atabey, misma que fue involucrada por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) por presunta usurpación de funciones, dio a conocer este viernes, que en realidad se trata de un contubernio entre otra funeraria y algún personal de la dependencia con algunos intereses, para “sacarlos de la jugada”.
Recordaron que hace unos días, el subprocurador de asuntos jurisdiccionales de la PGJE, Aaron Castro Sánchez refirió el caso en donde incluso señaló que el personal de la funeraria se había hecho pasar por personal del Servicio Médico Legal (Semele), lo cual es completamente falso y erróneo.

Relataron que lo que pasó ese día, es que los familiares del occiso acudieron a la funeraria a solicitar el servicio, incluso estuvieron escogiendo el féretro y finalmente se decidieron por uno de los paquetes, se firmaron los papeles legales y el contrato, se hizo el pago y se llevó ropa del difunto para que se le pudiera vestir de esa manera, por lo que horas después se acudió al domicilio a recoger el cuerpo.

No obstante, horas más tarde la propia persona que había contratado el servicio, llamó a las oficinas y les comentó que había personal de otra funeraria a las afueras de su domicilio, quienes les señalaron que el procedimiento del levantamiento del cuerpo se había realizado de manera irregular y que solo funerarias que tuvieran “convenio” con la PGJE podrían llevarse los cuerpos.

Fue entonces que se decidió acudir directamente al domicilio para aclarar la situación y a ver que la otra funeraria no estuviera intimidando a las personas, no obstante al acudir al lugar, ya no había nadie en la casa, por eso se acudió entonces a la PGJE, para ver que estaba pasando y ahí se pudo constatar que personal de la otra funeraria se encontraba asesorando a los familiares del fallecido para que denunciaran a Funeraria Atabey “por robo”.

Posteriormente uno de los familiares, apenado, le explicó al director de Atabey que si estaban realizando esto, es porque la otra funeraria les prometió que de denunciar el supuesto “robo” del cuerpo, ellos le harían el servicio del paquete funerario completamente gratis, fue entonces que personal de la PGJE acudió a las instalaciones de su funeraria, se llevaron al cuerpo y posteriormente lo entregaron a la otra funeraria.

Finalmente lamentaron que se estén dando este tipo de situaciones por “ganar el negocio” lo que solo afecta a la estabilidad emocional de los familiares de los fallecidos, que se encuentran en una situación vulnerable y peor aún es que personal de la PGJE se encuentre involucrado y se preste para favorecer el negocio de una u otra funeraria, asimismo definieron que por supuesto tomarán las acciones legales correspondientes en contra de la funeraria y quien resulte responsable, incluyendo el tema de la difamación de la imagen pública de la empresa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here