Antonio González Vázquez

El diputado del PRI, José Luis Romero Calzada confirmó ayer lo que en su momento destapó la Ecuación Corrupta: que hay legisladores que hacen “negocio” con las Cuentas Públicas Municipales. La revelación se da en el marco del retorno de Héctor Mayorga Delgado al nebuloso mundo de la “fiscalización” de recursos públicos.

En su programa de noticias de ayer, Erika Salgado y María Isabel Medrano entrevistaron al diputado del tricolor respecto de la creación de la Unidad de Evaluación de Control de la Comisión de Vigilancia que hará trabajo de revisión de lo que hace la Auditoría Superior del Estado.

Y Romero Calzada dijo que entre otras cosas la creación de esa Unidad y el nombramiento de Mayorga que hoy se concreta en el pleno obedece a que la titular de la ASE, Rocío Elizabeth Cervantes no le ha permitido a algunos diputados “hacer los negocios que estaban acostumbrados a hacer dentro de la Auditoría”.

Al abundar sobre el tipo de negocios de los diputados, detalló que apenas fue electa Elizabeth Cervantes hace unos meses y “los diputados se fueron a pedirle posiciones (dentro de la ASE) pero no se las dio la auditora”.

También reveló algo muy grave, que algunos de sus compañeros diputados “están pidiendo que se les condonen irregularidades de presidentes municipales y tratan de amagar (a la Auditora) metiéndole a este personaje (Mayorga Delgado) que trae ya el colmillo bien retorcido”.

A decir de Romero Calzada, con Héctor Mayorga, los diputados buscarán amagar a la Auditora para que ellos “puedan seguir haciendo su agosto”.

El nombramiento de Mayorga fue impulsado por Héctor Mendizábal quien “anduvo de oficioso” a favor del controvertido ex auditor, aseguró Romero quien dijo que incluso el diputado del PAN “hasta fue a palacio de gobierno” para que apoyaran el nombramiento.

Hizo un llamado a impedir el nombramiento de Mayorga porque se trata de una burla y “no podemos permitir que se siga extorsionando desde el Congreso”.

Lo dicho por el diputado es del todo grave y merece que se profundice en ello por parte de la Procuraduría General de Justicia que tiene carpetas de investigación abiertas por la Ecuación Corrupta.

Lo que hizo Romero Calzada fue confirmar que desde el Congreso del Estado se hacen negocios con los presidentes municipales para limpiar de irregularidades de las Cuentas Públicas.

Ha confirmado entonces que el modus operandi de la Ecuación Corrupta continúa en activo, que aunque ya no está Enrique Flores, si se mantienen ahí Oscar Bautista, Manuel Barrera y J. Guadalupe Torres a quienes se les agregan Héctor Mendizábal Pérez y Jorge Luis Díaz Salinas, los dos del PAN.

Seguramente habrá nuevo escándalo hoy en el salón de plenos cuando se intente imponer al ex auditor superior Mayorga en el entuerto llamado Unidad de Control y Enlace del legislativo.

Ayer en este espacio decíamos que el regreso de Mayorga es una burla más del Congreso y el diputado Romero también lo considera así. No hay otro modo de ver el caso, pues un ex funcionario opaco y cuestionado como fue Mayorga, ahora revisará que la sea transparente y eficaz.

No hay duda, los patos tirándole a las escopetas.

Comments

comments