Antonio González Vázquez

José Antonio Flores Juárez de apenas 14 años de edad murió durante la madrugada del miércoles en Ciudad Valles. Sus victimarios, agentes de la Policía Preventiva Municipal que lo habrían torturado de manera inmisericorde y brutal.

El hecho ha provocado conmoción e indignación en la Huasteca e incluso ha atraído la atención de la prensa nacional.

Ya se han iniciado las investigaciones correspondientes por parte de la Procuraduría General de Justicia, pero el paquete es tremendo y a la luz del desempeño de esa institución poco se puede esperar del esclarecimiento del asunto.

El menor había sido detenido el pasado día 14 de abril con otro compañero hace unos días cuando presuntamente había ingresado a robar al domicilio particular de una funcionaria del ayuntamiento de Valles. El domicilio donde fue detenido José Antonio es propiedad de la directora de Comunicación Social del municipio, Margarita Almaguer.

Los detenidos ese mismo día fueron trasladados a las celdas municipales donde los torturaron, especialmente a José Antonio. Ya por la mañana, la policía municipal los canalizó al Ministerio Público y fue ahí, donde el médico legista confirmó que los menores habían sido golpeados.

Enseguida los hospitalizaron; José Antonio presentaba signos inequívocos de una golpiza brutal que finalmente lo llevó a la muerte.

No es posible que la tortura continúe siendo un mecanismo de las autoridades policíacas para obtener declaraciones o incluso para fabricar culpables. Que ocurran casos como el de José Antonio es del todo reprobable.

Resulta necesaria la intervención firme y comprometida del gobernador Juan Manuel Carreras López para que la Procuraduría actúe con celeridad y responsabilidad para sancionar a los agentes responsables.

Según testimonio de Alberto, el compañero de José Antonio, los policías protegieron su identidad con capuchas. Sabían que hacían algo ilegal. Les aplicaron toques eléctricos, los golpearon y hasta les obligaron a beber agua sucia.

En el Hospital General de Ciudad Valles, el diagnóstico inicial de José Antonio es que “presenta el cuerpo molido” a golpes.

Por cierto, el alcalde Jorge Terán buscará la reelección en el cargo en las elecciones de julio por el PRI.

Comments

comments