El Catalejo es el resultado de las mentes desorientadas de los reporterillos de Astrolabio Diario Digital.

Ha resultado más frecuente de lo que se creía y Edson Quintanar encontró la conveniente explicación: las iniciativas armadas con la herramienta más útil de los últimos tiempos para el trabajo legislativo, el copiar-pegar, NO SON PLAGIOS, es armonización. Entiéndanlo, señores profesores, los estudiantes no copian, armonizan las respuestas. ¿O acaso tendremos que dejarlo muy claro con una Ley de Armonización?, preguntaría Edson Quintanar, al mismo tiempo que pediría a sus asesores que googlearan (haciendo changuitos) para encontrar esa ley para armonizarla y contar con fundamento legal para su esquema de trabajo, que data ya de varias legislaturas para acá.