Antonio González Vázquez

La Auditoría Superior del Estado (ASE) no descartó la posibilidad de volver a realizar el proceso de auditoria a las Cuentas Públicas 2016 de los 113 entes auditables en caso de que este viernes el pleno del Congreso del Estado decida rechazar los Informes Finales.

En un comunicado de prensa emitido por la ASE por la tarde del miércoles 8 de agosto, se reporta que esa institución fiscalizadora tiene dos escenarios posibles respecto de lo que puede ocurrir en la sesión del legislativo de este viernes, cuando se pongan a disposición los dictámenes de las Cuentas Públicas 2016.

Según el comunicado, el escenario a) es “la posible aprobación, en cuyo caso continuaremos con la notificación a los presuntos responsables de las observaciones, para que en comparecencia ante la ASE presenten la documentación y argumentos que consideren a fin de desahogar las observaciones finales determinadas en los informes; si no logran desahogarlas, los presuntos responsables serán sometidos a un procedimiento de sanción y si hay implicación en algún delito, se presentará una carpeta de investigación ante la Fiscalía, para que esa instancia continúe con el procedimiento respectivo”.

El escenario b) es que “si el pleno del Congreso decide no aprobarlos, tendría que ordenar la reposición de los trabajos de fiscalización por medio de un dictamen, lo que implicaría repetir el procedimiento de auditoría a las cuentas públicas 2016, de aquellos entes que hayan determinado no cumplieron con los requisitos que la ley establece”.

Para el caso del segundo escenario que se plantea a sí misma la ASE, llama la atención que no abunda en las causas por las cuales, dichos Informes Finales podrían ser rechazados por el pleno.

En ese sentido, una causal que no detalló la ASE es el hecho de que los Informes sean prácticamente los mismos que ya fueron rechazados por el pleno en la sesión del 29 de junio de 2017.

En su edición de hoy, Astrolabio Diario Digital, mediante un amplio y riguroso reportaje de Victoriano Martínez Guzmán, exhibe el hecho incontestable de que los Informes que se someterán a consideración del pleno son los mismos a los rechazados en junio del año pasado.

Luego entonces, que la reposición del procedimiento de auditoría no haya arrojado nada nuevo, tendría que ser una causal natural para que se les vuelva a rechazar.

El 29 de junio de 2017, el Congreso reportó en comunicación oficial lo siguiente:

En un acto de congruencia y con el objetivo de privilegiar la transparencia, el pleno del Congreso del Estado rechazó los informes presentados por la Auditoria Superior del Estado (ASE) de las cuentas públicas de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial correspondientes al ejercicio fiscal 2016, además aprobaron la propuesta presentada por la Comisión de Vigilancia para regresar a la ASE los informes de las cuentas públicas de otros 110 cuentas públicas correspondientes a los 58 ayuntamientos, 47 organismos descentralizados y 5 autónomos para que se reponga el proceso de revisión.

La Comisión de Vigilancia del Congreso del Estado, estableció que el objetivo de esta decisión es contribuir a la transparencia y en congruencia con los principios de legalidad, confiabilidad y transparencia en la revisión de las cuentas públicas de los 113 entes auditables de la entidad.

Con ello, se busca la transparencia y legitimidad a través de una revisión a fondo y de un nuevo análisis de los informes finales presentados de las cuentas públicas presentadas por la Auditoría Superior del Estado.

La Comisión de Vigilancia integrada por los diputados Graciela Gaitán Díaz, Héctor Mendizábal Pérez, Gerardo Limón Montelongo, Guillermina Morquecho Pazzi, Fernando Chávez Méndez, Mariano Niño Martínez y Jesús Cardona Mireles, sostuvieron que su compromiso es trabajar para   garantizar con acciones la certeza de que todos los entes auditables serán revisados a fondo para evitar cualquier acto de corrupción.

Sin embargo, de acuerdo con la investigación del periodista Victoriano Martínez que comparó los informes originales con los que derivaron de la “reposición” del proceso, son esencialmente los mismos.

Comments

comments