Por Victoriano Martínez

El proceso de entrega-recepción en el Ayuntamiento de San Luis Potosí comenzó en diciembre, según informó Noe Lara Henríquez, oficial mayor.

La expectativa era una entrega-recepción a un Cabildo renovado, porque habría de estar integrado por regidores diferentes producto del proceso electoral, pero con Ricardo Gallardo Juárez como presidente municipal reelecto y mayoría de integrantes de la gallardía.

Según Lara Henríquez, como parte del proceso ya se hicieron simulacros en enero y en mayo.

Contemplan un tercer simulacro para agosto.

Un simulacro que tendrá que incorporar una variante: considerar un presidente municipal electo distinto y un Cabildo en el que los regidores del PRD son minoría.

No es lo mismo rendirle cuentas de los recursos públicos y el estado que guarda la administración municipal, entregar los bienes y reportar cómo ejercieron sus funciones a quienes eran del mismo equipo, que hacerlo a quienes, como equipo contrario, están obligados a ser más estrictos.

En diciembre, cuando comenzaron el proceso de entrega-recepción que, según la ley, son “las actividades de elaboración, actualización e integración de los documentos, informes, bienes, y en general, los recursos de que disponen los servidores públicos para desempeñar su encargo, previas a la celebración de la entrega-recepción”, el contralor interno era Enrique Alfonso Obregón.

El 30 de enero, Ignacio González Rivas sustituyó a Alfonso Obregón. Tras su protesta, aseguró que apenas comenzarían el proceso de entrega-recepción. ¿Acaso no le informaron que ya hasta habían hecho un simulacro, o ahora Lara Henríquez miente?

Gallardo Juárez, al referirse a la salida de Alfonso Obregón, se limitó a afirmar que “digamos que no siguió los lineamientos que la administración marca”. ¿Acaso tuvo algo que ver aquel simulacro de entrega-recepción realizado en enero? Alfonso Obregón, voluntaria o involuntariamente, abandonó el proceso de entrega-recepción.

Con la renuncia de González Rivas, aprobada este viernes por el Cabildo, se convierte en el segundo contralor interno que abandona el proceso de entrega-recepción, de acuerdo a lo informado por Lara Henríquez.

Si Alfonso Obregón salió porque “no siguió los lineamientos” que bien pudieron tener que ver con la excesiva confianza en lograr la reelección, la renuncia de González Rivas pudo ser porque tras el resultado de la elección… las reglas cambian, y con ello todo lo trabajado en el proceso de entrega-recepción.

El nuevo contralor interno, Rodrigo Joaquín Lecourtois López, ocupará el cargo por 79 días naturales, de los cuales tiene 30 días hábiles para revisar la entrega-recepción individual que le hará González Rivas y al mismo tiempo trabajar en el proceso de entrega-recepción final, como emergente para cubrir a los dos contralores que abandonaron el proceso en curso.

Tal abandono implica, conforme a la Ley de Entrega Recepción de los Recursos Públicos del Estado y Municipios de San Luis Potosí, incurrir en una responsabilidad sancionable, según lo que establece en su artículo 15, que textualmente dice:

ARTÍCULO 15. Los servidores públicos sujetos a la entrega-recepción final que corresponda a un periodo constitucional no podrán deslindarse de las obligaciones del cargo sin cumplir el proceso de entrega-recepción.

En caso de incumplir este precepto, se deslindarán por parte de la Auditoría Superior del Estado las responsabilidades correspondientes y se promoverán las acciones para la imposición de las sanciones administrativas, sin perjuicio de las civiles y penales a que haya lugar.

El proceso de entrega-recepción en el Ayuntamiento de San Luis Potosí comenzó en diciembre, según informó Noe Lara Henríquez, oficial mayor.

En siete meses, las circunstancias previstas por quienes encabezan la administración municipal cambiaron radicalmente.

Dos contralores internos que, de acuerdo al artículo 10 fracción IV de la misma Ley, son parte de la comisión de entrega abandonaron el proceso.

¿Tan complicada será la entrega que a dos días del vencimiento de la licencia de Ricardo Gallardo Juárez aún no se tiene la certeza de que regrese al cargo?

Comments

comments