Antonio González Vázquez

El Índice Global de Impunidad 2018 de la Universidad de las Américas coloca a San
Luis Potosí con un grado de Impunidad Alto. Su índice es de 61.11935. E n 2016 su
índice era medio. En dosA años, pasó de un grado 0 de impunidad medio a alto.

Creció de 56.86 en 2016 a 61.56 en 2018.

En San Luis Potosí se cometen 430 presuntos delitos por cada cien mil habitantes, pero
la cifra negra (delitos no denunciados) es de 93.5 por ciento. Únicamente en el 7.5 por
ciento de los delitos cometidos se inició una investigación.

El índice de Impunidad México es del todo desalentador ya que en 26 de los 32 estados
del país, incluido San Luis Potosí, la impunidad creció de un año para otro. Es decir, la
impunidad hoy es más grande que nunca.

Es gravísimo: 93 de cada 100 delitos que se cometen ni siquiera son denunciados ante
las autoridades ministeriales. La razón de la no denuncia es simple: no hay confianza en
las autoridades.

El índice nacional promedio de impunidad según el estudio de la UDLA es de 69.84
puntos, lo que supone que San Luis Potosí se colocó por debajo de ese indicador. No
obstante, en los hechos, parece ocurrir otra cosa, sino para mejor ejemplo está el caso de
la Ecuación Corrupta y de los diputados del PAN que hacen negocio personal con los
apoyos de gestoría del Congreso.

Entre 2016 y 2018 únicamente en seis estados de la república se mostró un descenso en
la impunidad. Por supuesto, entre ellos no está San Luis Potosí.
El panorama es fatal.

Como están resultando las cosas con los Fiscales Carnales y el fiasco del Sistema
Estatal Anticorrupción, el problema de la impunidad tiende a agravarse.

Comments

comments