Antonio González Vázquez

El pasado día ocho de septiembre de 2017, elementos del ejército, policías estatales y personal de la Procuraduría General de Justicia intervinieron la Dirección de Seguridad Pública de Soledad de Graciano Sánchez. Pretendían cumplimentar órdenes de aprehensión contra elementos que ese día no se presentaron a laborar. La sospecha sobre la policía soledense ha estado presente siempre, más cuando algunos de sus elementos han participado en ejecuciones o han sido víctimas de éstas.

Esa intervención la policía en ese bastión Gallardista tuvo como respuesta de la Gallardía, un mitin en la plaza principal de Soledad con la presidencia de Ricardo Gallardo. Con insultos, criticaron al gobernador hasta que se cansaron las huestes amarillas.

De ese modo, con un acto político, la Gallardía intentó limpiar la imagen de su policía a la que apoyaron con matracas y globos amarillos.

En esos días, ya sumaban cuatro agentes ejecutados.

Así arreglan las cosas torcidas: con mítines y consignas políticas, nunca con actos apegados a la ley.

Ahora ha vuelto a ocurrir algo similar.

Luego de la publicación en medios nacionales y locales de información sobre el fulgurante ascenso de la familia Gallardo en cuanto a propiedades que han acumulado en unos años, se ha recurrido a la misma estrategia.

Intentar limpiar una imagen deteriorada con un mitin en la plaza: mayor demostración de populismo ramplón, imposible.

Hace no mucho, en Televisa, el alcalde Gallardo fue exhibido como un político autoritario y muy dado a los lujos, así como a la opacidad para ocultar presuntos negocios ilegales, como el caso de la compra de medicamentos  una mujer inexistente de nombre Sandra Sánchez Ruiz.

Sin mostrar un solo documento que desmienta las compras de tierras e inmuebles por más de 120 millones de pesos, la Gallardía y el PRD optaron por recurrir a la fórmula de la demostración de fuerza con las hordas de beneficiarios de su estrategia de constante dádiva.

Trajeron a la plaza al presidente nacional del PRD, Manuel Granados y antes, publicaron resultados de una encuesta cuyos resultados fueron desmentidos de inmediato por la misma empresa a la que se atribuía el muestreo que pinta carro amarillo completo en la zona metropolitana.

Esas dos acciones fueron pensadas para levantar el ánimo de Ricardo Gallardo luego de que no le ha ido nada bien en la escena política. Primero por la sospechosa acumulación de propiedades y también,  por casos no aclarados como el de Sandra Sánchez.

Para el clan de Gallardo, los problemas se enfrentan con engaños, como es el caso de la encuesta y con la ya muy sobada autoproclamación de inocencia y virtual santidad.

Ante lo burdo de la estrategia, no había más que esperar algunas reacciones. Hasta el PRI despertó de su letargo y denunció el engaño al que recurrió el PRD.

Para el tricolor, argucias como la de los Gallardistas son tan burdas que hasta un niño las puede hacer.

Como ocurrió con el acto político en desagravio de la policía de Soledad de hace unos meses y la labor de limpieza de la imagen de Gallardo, parecen representar un sonado fracaso.

Esto vino a decir el presidente del CEN del PRD (que por cierto debe estar más preocupado porque Ricardo Anaya no levanta y encima de eso, le llueven denuncias de corrupción), Manuel Granados.

La dirigencia nacional del PRD brindó su apoyo al alcalde Ricardo Gallardo Juárez y a su hijo en lo referente a las publicaciones recientes sobre su patrimonio, al demostrar éstos con documentos oficiales su situación patrimonial al año 2009.

El líder nacional del PRD Manuel Granados Covarrubias dijo que la dirigencia perredista no tiene ninguna investigación en contra de alcalde de San Luis Potosí o su hijo, y por lo tanto las publicaciones en su contra no tienen valor jurídico.

Puntualizó que a raíz de las publicaciones en medios informativos sobre el patrimonio del alcalde de la capital y su hijo, se les solicitó que aclararán los señalamientos en su contra y con documentos judiciales sellados por diversas autoridades Ricardo Gallardo Juárez y Ricardo Gallardo Cardona demostraron que no hay coincidencias entre los datos informativos y la realidad jurídica.

“Estamos atentos a los señalamientos en contra de nuestros militantes, no permitiremos la impunidad, pero tampoco permitiremos señalamientos sin sustento jurídico”, recalcó.

Reconoció el trabajo del alcalde Ricardo Gallardo Juárez y dijo que tanto él como su hijo Ricardo Gallardo Cardona cuentan con un capital político tangible que ha permitido al PRD un posicionamiento importante en el centro del país.

“Ese tipo de señalamientos los combatimos con trabajo, con propuestas, con ganas de hacer las cosas y cambiar este sistema de gobierno que no ha dejado nada positivo para los mexicanos”, agregó.

 

Comments

comments