Antonio González Vázquez

Las mochilas gallardistas mudaron de colores para aproximarse peligrosamente al tono vino del logo oficial de la presidencia de la república. Del amarillo y negro, al vino, verde y negro, con la emblemática frase de “pollitos a la escuela”.

El viernes, el ayuntamiento de Soledad de Graciano Sánchez inició el reparto de 30 mil mochilas escolares a estudiantes de primaria y secundaria. No es lo mismo pero es igual o de noche todos los pardos, la simulación es la misma.

Los estudiantes convertidos en promocionales políticos vivientes: los pollos son los Gallardo y luego entonces, son los tutores de los pollitos que van a la escuela. Cambian los colores pero no las intenciones.

La Gallardía emigró del partido del sol azteca (en franco proceso de extinción) para apoderarse del Verde Ecologista de México. En el Soledad de la Gallardía, los muros donde antes se presumía el crecimiento del padrón de militantes del PRD, ahora se tiñeron de verde y blanco con el mensaje de que el Verde es el partido del futuro para Soledad.

Las mochilas con útiles escolares que en su origen se significaron hace ya una década como símbolo del gallardismo, transformaron sus colores del mismo modo en que aquello de “Democracia ya, patria para todos”, quedó en el olvido.

Si los postes del alumbrado público ya no son amarillos, las mochilas tampoco tendrían que permanecer petrificadas en ese color. El amarillo, desde las elecciones del 1 de julio de 2018 ya no sirve para nada, el futuro está en el verde y el vino.

Mario Delgado, el líder de la fracción de diputados federales por Morena en San Lázaro y muy probablemente el próximo presidente nacional de ese partido, mantiene cercanía con Ricardo Gallardo Cardona. El color vino de la nueva mochila gallardista se parece también mucho al del logo de Morena.

En marzo pasado, Mario Delgado, uno de los más cercanos a Andrés Manuel López Obrador, vino a San Luis y se tomó fotos con Ricardo Gallardo Cardona. Platicaron, se pasearon y hablaron de la suma de votos de ex perredistas a favor de iniciativas del presidente en la cámara de diputados.

El verde en la mochila es meramente complementario, algo así como un contraste necesario, pero electoralmente el Verde representa casi nada. La carga simbólica está a la vista.

Por eso, algunos columnistas en medios nacionales ya han deslizado que para las elecciones de gobernador en 2021, Morena estaría pensando en una alianza con el gallardismo.

Como sea, el amarillo y su lógica de imagen con el PRD pasó a la historia en Soledad, los de hoy, es el vino y el verde.

Por lo pronto, para el ciclo escolar 2019-2020, diariamente andarán en la calle 30 mil mochilas con esos colores. Los pollitos a la escuela y los pollos en busca de más poder para 2021.