Por Eduardo Delgado

“Los vamos a matar. Así como amanecen los ejecutados (así) van amanecer; es (a) lo que se dedica mi patrón”, amenazó a sus víctimas Martha Alicia Martínez Pérez, regidora perredista en Soledad de Graciano Sánchez, el pasado 5 de noviembre.

Aquel día la representante popular y entre más de diez familiares atacaron de manera violenta a su vecina Luz María García Rodríguez, sus hijos y al novio de una de sus sobrinas, asentaron los afectados en denuncias que interpusieron contra sus agresores en la Fiscalía General del Estado.

“Nos decía que el señor (Ricardo) Gallardo los protegía y que así como habi(a) muertos así podíamos salir nosotros”, declaró aparte ante Perla Rivera Correa, Ministerio Público adscrita a la Unidad de Investigación Número 1, Francisco Javier Gallegos Hernández -novio de una sobrina de Luz María-, a quien sus agresores le produjeron una herida en el pómulo derecho que requirió nueve suturas.

Luz María habita, desde hace más de cuatro años, en la casa con número 116 en la calle Venustiano Carranza, en la colonia San Antonio, donde tienen como vecinos a la familia de la regidora.

Explicó que desde hace unos dos años una hija y tres sobrinas de Martha Alicia Martínez insultan verbalmente a su niña de 15 años de edad.

  • ¿Qué tipo de insultos?
  • Se burlaban de ella, le mandaban decir muchas cosas, pero yo le decía: mejor que haya una loca y no dos, porque yo sabía que tenían poder y por ahorrarme todos estos problemas, pero nunca pensé a qué grado iban a llegar. Le decían hija del raspero (vendedor de raspados).

El día del incidente, acompañada de dos hijos, Luz María regresaba del mercado a su casa y al pasar frente a la vivienda de la perredista, esta y más de diez familiares la insultaron. La siguieron y repentinamente, por la espalda, la golpearon y le jalaron los cabellos; a sus vástagos los empujaron.

Francisco Javier, quien salió de la casa de su novia tras escuchar el desorden, fue atacado por varios hombres, uno de los cuales le dio un puñetazo en el ojo izquierdo; le rompió el lente de contacto, lo que le produjo una herida de abundante sangrado.

El amago lo profirió la regidora frente a policías municipales de Soledad y vecinos que llamaron a la policía para reportar la agresión, declaró en entrevista con Astrolabio Diario Digital Luz María, quien a su vez, resultó con lesiones en cuello y en el brazo izquierdo.

  • ¿Ellos les advirtieron que podrían aparecer colgados?
  • Sí.
  • ¿Quién?
  • Martha Alicia Martínez y ahí estaban los policías. No nos dejaron grabar, pero había varios vecinos de testigos.
  • ¿Qué podían amanecer colgados…que a eso se dedica…quién?
  • Su jefe. Que a ellos los respaldaba el señor Gallardo.
  • En ese tenor ¿temen ustedes?
  • Por nuestra seguridad, por las de mis hijos y de toda mi familia.
  • ¿A quién haría responsable en caso de que les llegase a pasar algo?
  • A ella y su familia.
  • ¿Usted manifestó eso en su denuncia?
  • Sí.
  • ¿Qué le dijeron en la Procuraduría?
  • Que las investigaciones están abiertas, que ellos iban a estar al pendiente.

A su vez, también en entrevista con este diario, Francisco Javier confirmó que después de que fueron agredidos, incluidos los hijos de Luz María -uno de nueve y otro de seis años- fueron amagados.

“La señora Martha nos dijo que nosotros no les podíamos hacer nada… que así como aparecían muchos muertos que así podríamos aparecer nosotros, que para qué le seguíamos”.

Asimismo, añadió, los policías les sugirieron que “nosotros seguíamos…que lo mejor era arreglarlo en ese momento o sea que no hubiera demanda…porque nos dieron a entender que como ellos son poderosos no podíamos hacer nada”

  • ¿Temes por tu vida?
  • Sí, porque como ando en la calle y voy a ver a mi novia, temo que nos vaya a pasar algo y por la señora Luz
  • ¿Crees que se puede proceder legalmente contra esa familia?
  • Si no hay corrupción sí.

El día del incidente, en cuanto los policías de Soledad llegaron al lugar, la regidora marcó de su teléfono móvil al comandante de la corporación. Algo le dijo y enseguida le pasó el aparato al agente.

“Los policías se pusieron de parte de la regidora. Nosotros les dijimos que no se dejaran comprar, que no fueran corruptos y eso fue lo que les caló más”, añadió el joven de 22 años.

“Fue cuando la señora nos dijo que ella tenía mucho poder y que nosotros sin dinero no podíamos hacerles nada”, abundó.

No obstante la regidora se comprometió a “llevarme a curar a la Torre Médica, a donde nos trasladamos, pero en el trayecto desaparecieron”.

Al ver que no llegaron “le marcamos a una vecina y nos dijeron que nos estaban esperando en el Hospital Central y nos fuimos para allá pero a tampoco llegaron”.

“Llegamos como a las seis de la tarde y salimos como a la una y media de la madrugada. “Ellos se fueron a poner una demanda por daños”, comentó.

Y ahora sus agresores, dijo Luz María pretenden conciliar:

  • ¿Es factible?
  • Siempre y cuando respeten. Como temo por nuestra seguridad quisiera que nos pidieran una disculpa, llegar a un acuerdo y que ya no abusen del poder que tienen.
  • ¿No es confiar de manera ingenua?
  • De hecho toda la colonia los tiene catalogados por prepotentes, porque el señor, aparte, tiene varias denuncias, una por homicidio, otras por fraude y portación de armas de fuego.
  • ¿A qué señor se refiere?
  • Al señor Martín, hermano de la regidora.
  • ¿De llegar a una conciliación ellos tendrían que solventar los gastos médicos?
  • No creo que lo hagan, porque tienen muchos antecedentes de que nada más prometen pero no cumplen. Nosotros, hasta ahorita hemos solventado todo pero yo quisiera que la demanda siga porque no se vale.

Luz María, ama de casa de 33 años de edad, es beneficiaria de uno de los programas asistencialistas de Gallardo.

  • ¿Usted es beneficiaria de programas de Gallardo?
  • Sí, pero pues no me interesa. Antes de que ellos me ayudaran yo comía; sé que va haber represalias…
  • ¿Qué tipo de represalia?
  • Nos van a quitar los apoyos pero eso no me interesa.
  • ¿Qué recibe de apoyo?
  • Una despensa.

Confió en que la Fiscalía General, haga su trabajo, pese a que ha notado situaciones irregulares.

Una, el hecho de que en las denuncias no aparece la regidora como la responsable de la agresión ni mucho menos de la amenaza de muerte.

La médico legista, Irene Sánchez Sarmiento, le dijo a Francisco Javier que no tenía nada después de que ella palpo las costillas, pese a que el joven le reportó dolores en ellas.

“Me dijo que ella no podía poner nada de eso en el papel porque eso no lo había referido en el Hospital Central”, se quejó el afectado.

Por su parte Luz María expuso que el pasado martes la legista la hizo esperar todo el día para certificar las lesiones y ese día no la atendió.

Comentaron que cuando presentaron la denuncia, en cuanto el personal de la Fiscalía se enteró que era contra la regidora, asumieron una actitud extraña.

La querella de Francisco Javier la titularon: “Entrevista propietario de motociclista”. Lo que es erróneo, finalizó el joven de 22 años de edad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here