Por Victoriano Martínez

Con tres actos de distinta naturaleza, este 18 de mayo se recordó al Doctor Salvador Nava Martínez, al cumplirse 25 años de su muerte.

Por la mañana, un grupo de navistas colocaron un arreglo floral y le dieron mantenimiento a la tumba del Doctor Nava en el panteón del Saucito.

Al mediodía, en el segundo patio del edificio central de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, se formalizó la donación del archivo y biblioteca personal del doctor Nava a la Máxima Casa de Estudios para enseguida inaugurar la exposición “Salvador Nava Martínez, documentos personales”, en la Biblioteca Central de la UASLP, en Arista y Damián Carmona.

Rosa María Martínez Rider, directora del Centro de Documentación Histórica “Lic. Rafael Montejano y Aguiñaga”, explicó el trabajo que se realizó con los 10 mil 570 documentos que forman el archivo personal del doctor Nava.

Conchita Calvillo viuda de Nava, hizo un breve recuento de lo que fue el movimiento civilista que encabezó su marido y la forma en que trascendió hacia el resto del país en su búsqueda de lograr la democracia y llamó a retomar aquellas aspiraciones ante la situación difícil por la que atraviesa el país.

El rector Manuel Fermín Villar Rubio recordó el papel trascendente de los doctores Manuel y Salvador Nava Martínez para el desarrollo de la Universidad y entregó un reconocimiento a Conchita Calvillo en agradecimiento por la donación del archivo personal del Doctor Nava.

Tras el acto de entrega formal de los archivos, se inauguró la exposición “Salvador Nava Martínez, documentos personales”, que estará abierta al público durante los próximos dos meses.

Por la tarde, en la Plaza de la Democracia, donde se ubica el monumento a Salvador Nava Martínez, se realizó un homenaje con seis oradores, que coincidieron en la necesidad de que los valores que enarboló el líder civilista sean retomados para enfrentar la situación que hoy se vive en el país.

Alejandro Casillas habló a nombre de los jóvenes que en 1991 acompañaron al doctor Nava en su campaña por la gubernatura; Rosario Anaya lo hizo a nombre de las mujeres navistas que se destacaron en la última batalla del Doctor Nava por impedir el acceso a Fausto Zapata Loredo al Palacio de Gobierno hasta el momento en que se vio obligado a renunciar.

Primo Doté Mata, líder del Frente Salvador Nava Martínez en la Huasteca Potosina (FCSNM), hizo una descripción de la forma en que los indígenas de aquella región han retomado los valores navistas para hacer valer su dignidad.

Emilio Álvarez Icaza, ex secretario de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, hizo un recuento de la forma en que el movimiento navista trascendió más allá del estado potosino, y dio ejemplo al país entero de que era posible enfrentarse al sistema unipartidista que prevalecía en aquella época.

Tras la intervención de los primeros cuatro oradores, se pidió a Doté Mata y a los 13 representantes del FCSNM develar una placa en homenaje a Jesús Acosta Montaño, quien coordinó la campaña de Nava Martínez en 1961 y fue asesinado el 20 de mayo de ese año en un intento por abatir al movimiento civilista en la región.

Xavier Nava Palacios, diputado federal, insistió en la necesidad de rescatar los valores del movimiento encabezado por su abuelo para poder enfrentar los retos que el país vuelve a poner a la ciudadanía.

Guillermo Pizzuto Zamanillo, líder del Frente Cívico Potosino, hizo un recuento de la forma en que –con la ausencia del Doctor Nava– quienes fueron parte de la lucha por la democracia decidieron ir a la toma del poder con distintos colores, y en el camino se olvidaron del verdadero objetivo del movimiento navista: modificar la relación del gobierno con el pueblo.

“Nava, sin apoyo de malos, sin apoyo de dineros, sin apoyo de nada, nos dejó un ejemplo claro de que la dignidad y los valores y los principios son la única, la única fuerza que puede llevarnos a cambiar este país”, expresó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here