Foto tomada de internet

Antonio González Vázquez

La delincuencia con la violencia que acompaña sus actos ha rebasado por completo a las autoridades locales; al alcalde Xavier Nava en la capital y al gobernador Juan Manuel Carreras en la entidad, estimó Eduardo Martínez Benavente al advertir que los eventos violentos de ayer en la ciudad generan ya miedo en la población.

En entrevista con este portal de noticias, el ex diputado local dijo que es urgente el inicio de operaciones de la Guardia Nacional en vista de que los gobernadores y presidentes municipales del país no tienen respuesta a la demanda social de seguridad pública.

Ayer fue un día difícil para la ciudad: un empresario acribillado en una zona residencial y un presunto delincuente linchado en la periferia de la ciudad, ¿qué lectura darle a esos hechos que, desafortunadamente, parecen convertirse en norma?

Creo que todos estos hechos delictivos, algunos muy violentos, están provocando miedo en la población; si nos descuidamos un poco más, San Luis Potosí va a andar como una de las ciudades más peligrosas del país, alertó.

Este clima de violencia, añadió el analista, desalienta inversiones, desalienta las actividades comerciales e incluso la vida nocturna de la gente.

Por ejemplo, citó, “balacear a un cuenta habiente en el estacionamiento de una de las plazas comerciales más importantes de la ciudad a plena luz del día, es algo que debe causarle temor a muchas personas”.

Pero también, destacó que un elemento que contribuye en la comisión de los delitos es que “hay un enorme problema en materia de alumbrado público, hay muchas zonas de la ciudad que están prácticamente a oscuras”.

También es preocupante darnos cuenta que hay ya “una sociedad sin valores, pocos creen ya en el infierno”.

Recordó entonces que hacía algunos días tuvo ocasión de conversar con el arzobispo Jesús Carlos Cabrero Romero y pues “él también está alarmado pues en su visita que hizo a la Arquidiócesis se percató del grado de delincuencia y de pobreza que hay en muchas comunidades que visitó”.

El Notario Público agregó sobre esa plática con el prelado, que éste “visitó lugares altamente peligrosos y comentábamos que la verdad es que ya no hay ni como llegarle a la población.

De ello le propuso “poner un cartelón enorme en la Catedral diciendo que el Quinto Mandamiento sigue vigente, el de No Matarás. Martínez Benavente dijo que es necesario reconocer que no es fácil hacer algo para por lo menos reducir los elevados índices de criminalidad que hay en San Luis.

Más cuando lo que impera es la impunidad y las deficiencias en la aplicación de la justicia, la falta de preparación de fiscales y peritos de la Fiscalía General del Estado.

En ese sentido, revela que “hace poco asaltaron, robaron en el domicilio de un familiar y se llevaron todo lo que pudieron y todo lo que tenían a mano, una hora después llega la Ministerial con los peritos y le pregunto al jefe de sección que como cuantos robos domiciliarios se estaban atendiendo y me dijo que nada más en esta zona, cerca de cinco mil”.

Ante ese panorama, la pregunta es ¿quién va a poder atender ese número de denuncias, quién va a poder investigar? La policía ya no tiene capacidad para ventilar ni siquiera un diez por ciento de los delitos que ocurren en San Luis; por eso estamos viendo que las empresas y la población cada vez más gastan más en poner rejas y barrotes que los protejan”.

Acabo de ver en la avenida Fray Diego de la Magdalena, avisos de los colonos previendo los robos domiciliarios, lo cual ya es un signo de desesperación. Otro dato, si uno va a un evento y debe estacionar su vehículo a cuatro calles, no lo hace, pues eso es suicida.

Por parte de la autoridad qué es lo que se ha dejado de hacer, se le pregunta y el Notario responde que “lo primero es abatir la corrupción que hay dentro de las fiscalías y policías, la del estado y la municipal, pues hay casos de excesos en que han incurrido”, casos como ese lo conoce ya el propio gobernador.

Sobre la prevención del delito que fundamentalmente le corresponde al gobierno municipal de la capital, Martínez Benavente lamenta que “están rebasados también, no es una tarea fácil en una ciudad con muchos delincuentes y con bandas criminales que provocan estos homicidios tan escandalosos, estas ejecuciones.”

Yo no se, puntualizó, si el gobierno municipal y el del estado tengan un diagnóstico claro de qué bandas intervienen en San Luis, quiénes son, dónde se mueven, a quienes están sobornando.

“Para mi y para muchos ciudadanos, la inseguridad es el problema mayor y mayúsculo que tenemos los potosinos”.

Sobre los cinco meses de gobierno municipal de Xavier Nava y de dónde quedo su oferta electoral de mejorar la seguridad en la capital, censuró que hasta el momento “no hay resultados”.

“La población cada vez se está desesperando más; estamos entrando a una etapa que ya se puede percibir en que la sociedad tiene miedo, toma ya muchas precauciones y sobre todo, se siente muy vulnerable de ser víctima de cualquier delito”.

De las 52 ejecuciones en la capital potosina, llamó la atención de que “ya estamos en el top ten, eso no se debe de permitir”.

Ante la inoperancia de las autoridades locales, Martínez Benavente expresa su confianza de que “con la Guardia Nacional nos va a ir mejor”. Afortunadamente ya se aprobó y está ahora en los Congresos locales, esperemos que de inmediato se apruebe la reforma constitucional porque es un asunto de extrema urgencia.