Joel Ramírez Díaz, titular de la SEGE / Foto de Leticia Vaca

Leticia Vaca

Joel Ramírez Díaz, titular de la Secretaría de Educación de Gobierno del Estado (SEGE), negó que existan represalias en contra de docentes de telebachillerato y del Programa Nacional de Inglés (PRONI) por afiliarse al Sindicato Independiente de Trabajadoras y Trabajadores de Gobierno del Estado (SITTGE) y por denunciar retraso en sus pagos.

El pasado seis de febrero, docentes afiliados al SITTGE denunciaron hostigamiento, retraso en sus pagos y laborar sin prestaciones a pesar de tener una antigüedad de nueve y 11 años.

Entrevistado al respecto, Ramírez Díaz defendió que el PRONI es un programa que financia la Federación mediante contratos de asesores externos, “no tenemos ninguna represalia (…) no son docentes, no son trabajadores de la Secretaría de Educación, es un outsourcing quien coordina y administra, por tanto, están sujetos a las condiciones de prestaciones y salario que existen en ese contrato que es por 10 meses al año (…) no son trabajadores de la educación, son trabajadores externos”.

Asimismo, en el caso de los docentes de telebachillerato, aceptó el retraso en los pagos, no obstante,  justificó que éste se debe a la cancelación del Fondo de Aportaciones para la Educación Básica (FAEB). “Hace tres años que la Federación recoge las aportaciones de la nómina y crea el FONE, que lo administra la Federación; este programa se queda sin esa aportación, no obstante, el Gobierno del Estado al haber recibido con retraso hasta con seis meses ese programa (Telebachillerato), ha logrado ir cubriendo los pagos”.

Agregó que, están en diálogo permanente con los docentes, y el tema de los telebachilleratos está en la agenda tanto de Gobierno del Estado como de la SEGE. “Hemos tenido desfasamientos por los cambios de Gobierno; hay un retraso que se ha venido acumulando”.

Docentes de telebachillerato y PRONI, denuncian retraso en pagos y hostigamiento por afiliarse al SITTGE