Foto de archivo

Leticia Vaca

La presidenta de la Comisión de Comunicaciones y Transportes del Congreso del Estado, Alejandra Valdés, calificó como “un mero capricho” el hecho de que el permisionario Margarito Terán, considere que sería un trabajo “titánico” homologar los sistemas de tarjetas de prepago Urban Pass y Citybus.

“El único problema que vemos es que él (Margarito Terán) no tiene voluntad, no nos ha entregado las llaves para la cámara de compensación y ese es el único problema, no tiene la voluntad de trabajar en conjunto con la Secretaría (SCT) y con el Congreso”.

En ese sentido, dijo, ya se cuenta con el recurso para la cámara de compensación, y ya está el estudio del IPICYT, por tanto no hay justificación para que no se logren empatar ambas tarjetas, “es un mero capricho del señor porque se le ha dado todas las facilidades, se le ha dado todo el apoyo y no hay voluntad por parte de él”.

En las mesas de trabajo que se tuvieron con permisionarios, agregó, se revisaron varias tecnologías para poder llevar a cabo dicha homologación, además se explicó la manera en que funcionarán, por ello insistió que se trata de un capricho de Margarito Terán el no querer entregar las llaves electrónicas de la empresa Urban Pass, ya que la otra empresa ya las proporcionó.

En el caso del retiro de unidades que rebasan los 10 años de uso, para el que los permisionarios piden subsidio del Estado, explicó, “estamos cabildeando a nivel nacional para que haya el subsidio, al menos la mitad del recurso para que empiecen a cambiarse las unidades que cumplan más de 10 años”.

Camioneros, sin capacidad para homologar sistemas de prepago y sin dinero para adquirir nuevas unidades