No me felicites, mejor deja de cuestionar cómo visto, cómo hablo y la hora en que salgo.
No me felicites, mejor deja de apoyar leyes que impiden ejercer libertad sobre mi cuerpo. 
No me felicites, ni me digas lo especial que soy, mejor… cuestiónate la subordinación que tu religión me exige como mujer. 
Ni se te ocurra felicitarme por dar vida, mejor… analiza las condiciones en que son madres miles de niñas en el mundo. 
No me felicites, mejor… cuestiona tus privilegios dentro de esta sociedad patriarcal, únete a la lucha por mis derechos…
Si vas a mandarme flores como el día de la madre, o chocolates como el día de la amistad, o decirme lo delicada, especial o indispensable que soy para mantener una familia tradicional, no estás entendiendo nada acerca del 8 de marzo, y mejor NO ME FELICITES.

M. Elva

 

Texto de María Elva Téllez Rivera, publicado en su perfil personal de Facebook. Ella es egresada de la generación 2007-2011 de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí y ex editora de Astrolabio Diario Digital.

Comments

comments