Jaime Nava

Aunque su nombre suene a una especie de ave exótica, las paparruchas son noticias falsas que se esparcen entre la gente, por eso no es extraño que los caciquitos emplumados recurran a ellas para simular que el viento político sopla a su favor, como sucedió el miércoles de la semana pasada cuando en el noticiero matutino de Televisión Azteca presentó un spot disfrazado de reportaje periodístico para hacer creer que los habitantes de San Luis Potosí “reconocen” obras y programas supuestamente realizados por Ricardo Gallardo Juárez.

Como es prácticamente imposible encontrar a una persona que hable bien de los Gallardo sin dinero, despensas, garrafones o cualquier otra prebenda de por medio, los orquestadores de la farsa mediática recurrieron a los empleados de la gallardía y, de entre todas las opciones, eligieron a Esther González Díaz para que, en cadena nacional, brindara testimonio libre y desinteresado de las acciones municipales.

El engaño que intentaron los Gallardo duró poco. Un par de horas después se supo que Esther González Díaz cobra en el ayuntamiento de la capital 6 mil pesos mensuales con la clave de nómina 5672H desde el 26 de julio del 2016 y que; además, es una de las encargadas de coordinar la sección 775 del distrito electoral 05. A pesar de que se les cayó el teatrito a nivel local, el “reportaje” no estaba dirigido a la audiencia potosina; sino a los grupos políticos que desde la Ciudad de México toman las decisiones que importan e impactan en la vida de los caciquitos emplumados.

Para nadie es un secreto ya que la cercanía de los Gallardo con la coalición Por México al Frente se ha vuelto costosísima en términos políticos para el candidato presidencial: Ricardo Anaya y que el precio continuará elevándose a partir de hoy, siempre y cuando el pollo no despierte enfermo de su gallardía –otra vez- y a las 11 de la mañana acuda a la audiencia de imputación que tiene programada.

La audiencia se difirió desde el 8 de marzo porque Ricardo Gallardo Cardona no se presentó. Engañó al juez y a la Procuraduría General de la República arguyendo que estaba enfermo de influenza. Hecho que él mismo se encargó de desmentir al difundir en sus redes sociales varias fotografías de eventos públicos a los que asistió.

Y como la mentira es el sello distintivo de la gallardía, el lunes, menos de 24 horas después de haber iniciado su campaña como candidato de mayoría y plurinominal a una diputación federal, Ricardo Gallardo Cardona fue entrevistado en el noticiero que conduce Erika Salgado quien le preguntó: “¿Tienes algún pendiente con la justicia que pudiera frenar tus aspiraciones electorales?”

“No, ninguno, yo creo que ese es un tema resuelto, un tema que fue muy discutido en el 2015 […] que bueno que lo mencionas, Erika, porque es algo que, a final de cuentas, le van a apostar muchos candidatos a tratar de denostar”, respondió Gallardo Cardona a sabiendas de que cuenta con un citatorio para que se presente a la audiencia donde se revelarán los delitos de los que la PGR lo acusa.

¿Qué pretexto utilizará ahora para no ir al Centro de Justicia Penal Federal?

Agujeros

El martes se definirá quién llenará el agujero que dejó Beatriz Eugenia Benavente, Oficial Mayor del Congreso del Estado, quien solicitó licencia porque se convertirá en diputada plurinominal después del 1 de julio. En su lugar podría quedar Ximena Ocejo Mendizábal, prima del diputado panista Héctor Mendizábal Pérez. La decisión la tomará la Junta de Coordinación Política que preside -¡oh sorpresa!- el propio Mendizábal Pérez.

El agujero legal en el que se encuentran la Fiscalía General del Estado y la Fiscalía Especializada en delitos relacionados con hechos de corrupción está por llegar a su fin. Juan Manuel Carreras López se acordó que es gobernador del estado y envió -tarde, muy tarde- la iniciativa de ley al Congreso del Estado. Mero trámite. Todo parece estar listo para que se apruebe antes de que acabe el mes.  

Los vecinos del Saucito continúan organizándose para evitar, definitivamente, que donde hoy se erige un templo mañana se encuentre un agujero. Le ganaron otro round al ayuntamiento de la capital y cuentan con un amparo para frenar la construcción de un opaco y sospechoso paso a desnivel.