Ciudad de México (17 de noviembre de 2016).- Magistrados de la Quinta Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, con base en pruebas aportadas por la Procuraduría General de Justicia, confirmaron sentencia de siglo y medio de prisión, de manera global, a tres policías preventivos que secuestraron al propietario de un hotel, a cuyos familiares exigieron el pago de rescate. Uno de los empleados del empresario también fue privado de su libertad.

“Actuaron en complicidad con otros individuos, todos con vestimenta de elementos de seguridad pública y amenazaron a su víctima con denunciar supuestas anomalías en el negocio para que éste fuera clausurado”, puntualizaron autoridades ministeriales, las que fueron notificadas de la resolución judicial.

Consta en toca 1001/2016 que los magistrados también se ratificó el pago de la multa impuesta, en primera instancia, por el juzgado 17 Penal, ubicado en el Reclusorio Preventivo Oriente, de 559 mil 600 pesos, para cada uno de los implicados, por el delito de secuestro exprés agravado, hipótesis de que quien ejecute el delito de extorsión prive de la libertad a otro, que se realice con violencia y que los autores sean integrantes de una institución de seguridad pública.

Asimismo, de acuerdo con la causa penal 89/2015, el pasado 04 de abril dos de los sentenciados entraron al establecimiento, ubicado en la calle Mosqueta, colonia Guerrero, delegación Cuauhtémoc, y pidieron al empresario que les mostrara una habitación, luego de lo cual éste fue interceptado por al menos seis implicados más, quienes vestían uniformes de elementos de la SSPCDMX.

“En esos momentos, el tercer sentenciado golpeó, junto con sus copartícipes, a la víctima, hasta que la obligaron a hincarse producto de una lesión que le sacó el aire del estómago; después la trasladaron a una patrulla que se encontraba estacionada afuera del inmueble, mientras uno de los imputados vigilaba el perímetro. En esos instantes el automotor comenzó a circular hasta salir de las inmediaciones de la delegación Cuauhtémoc”.

Paralelo a lo anterior, los ahora ex servidores públicos exigieron a la madre y al hermano del dueño del negocio 150 mil pesos como pago de rescate, advirtiéndoles que si no reunían el efectivo iban a denunciar anomalías en el funcionamiento del negocio a fin de que las autoridades competentes suspendieran sus actividades.

Fuente: Uno Más Uno. (Por Roberto Meléndez S.)

Comments

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here