Foto de Angélica Campillo

Angélica Campillo

Alrededor de 300 personas se manifestaron este sábado 6 de abril en la denominada “Marcha por la Paz y la dignificación de los elementos de seguridad”, en la que se pidió a las autoridades de gobierno un cese a los hechos violentos en la capital potosina. No obstante, durante el desarrollo de la misma, el diputado Edgardo Hernández Contreras, quien convocó al evento, tuvo un altercado con un activista.

A las 11:30 de la mañana el contingente integrado por los diputados Edgardo Hernández del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Emmanuel Ramos Hernández del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Alejandra Valdés Martínez y Marité Hernández Correa del Partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena); los activistas sociales ligados al gallardismo: Rafael Aguilar Fuentes y Martín Ayala Torres; así como miembros de la sociedad civil, partieron desde el Jardín de Tequisquiapan, sobre la Avenida Venustiano Carranza hacia el Centro Histórico. Durante su recorrido iban lanzando consignas como: “El pueblo se cansa de tanta pinche tranza”, “Zapata vive, la lucha sigue”, “San Luis se cansa de tanta tranza”, “Justicia, justicia”, “Queremos paz”, “El pueblo unido jamás será vencidó”, “De este a oeste ganaremos esta lucha, cuesta lo que cueste”, “Merecemos tranquilidad y paz social”,  entre otras.

De la misma manera se exigió la renuncia del gobernador del estado, Juan Manuel Carreras López, así como la del secretario de Seguridad Pública Estatal, Jaime Pineda Arteaga, debido a los hechos violentos registrados en la ciudad de San Luis Potosí. Además, el personal de Seguridad Pública y de la Fiscalía General del Estado exigió que les sea liberado el aumento salarial del 40 por ciento que les fue autorizado, pero que no les han hecho válido, “que le digan a su Secretario de Finanzas, Daniel Pedroza Gaitán que ya nos pague a los policías estatales, que ya les pague a los custodios, que ya les pague a los ministerios públicos, que ya les pague a los policías ministeriales, que ya les pague a los peritos, que ya no se lo roben, no sean cínicos, rateros”, recalcó. Los manifestantes advirtieron que de no haber sustitución de los funcionarios encargados de velar por los potosinos, tomarán el palacio de gobierno.

Cabe destacar que casi al inicio de la marcha, el diputado Edgardo Hernández tuvo una confrontación con el activista y director del Centro de Derechos Humanos Samuel Ruiz, Ricardo Sánchez, pues este último le sugirió que avanzarán más lento porque había gente de la tercera edad en la marcha, sin embargo el legislador, con evidente molestia, le respondió que no le diera órdenes e incluso le dijo que le bajara, a lo que el activista únicamente le contestó que solo era una recomendación.

Más tarde el diputado del PVME aseveró que la marcha no era política, ni había líderes presentes, sino una labor ciudadana de los potosinos que quieren paz y tranquilidad en sus calles, “nadie me manipula, no estoy con ningún partido, es social, es por todos”.

Una vez que el contingente arribó al Centro Histórico, se situaron a las afueras del Congreso del Estado, donde continuaron señalando sus inconformidades, “estamos alzando la voz a través de nuestra lucha, emprendiendo esta marcha por el pueblo potosino, porque estamos cansados de tanta represión, tanta porquería, es el estado más corrupto que tenemos”. Nos manifestaremos todas las veces que sea necesario, y si es necesario tomar ese palacio, vamos a tomar ese palacio”.

La presencia de activistas ligados al gallardismo resta legitimidad a la marcha

 

En entrevista, la diputada de Morena, Alejandra Valdés consideró que la presencia en la marcha de personas como Martín Ayala y Rafael Aguilar Fuentes, ambos relacionados con el gallardismo, deslegitima las manifestaciones, “Ciertamente hay personajes que se cuelgan de este tipo de marchas para hacer sus fines políticos, pero es lo que no queremos. Queremos que esto sea legítimo, que la gente salga a las calles y no siga callando de tanta injusticia que estamos viviendo en San Luis Potosí”.

Externó que siempre ha estado en la lucha por todas las mujeres que han sido asesinadas, ya que en particular pasó por un caso similar cuando una familiar suya falleció, “y estamos cansados de impunidad. Están matando a nuestros jóvenes, y yo vengo a manifestarme como una potosina más, porque ya estamos cansados de salir a las calles con miedo a que nos asalten, a que nos maten”.