Antonio González Vázquez

La LXII Legislatura del Congreso del Estado cerró el pasado domingo su primer año de ejercicio legal compuesto de dos períodos ordinarios. El trabajo realizado en términos de rendimiento respecto de la presentación de iniciativas y decretos presenta un balance desfavorable: dejaron 593 asuntos pendientes de dictaminar.

Durante los dos períodos correspondientes al primer año de ejercicio legislativo, se presentaron 150 iniciativas de Decreto, de las cuales, 101 quedaron pendientes. En tanto que de 644 iniciativas, al cierre del segundo período se acumularon 492 pendientes.

De acuerdo con los datos de la Gaceta Parlamentaria correspondientes a la última sesión del pleno, de esas 644 iniciativas, únicamente se presentaron 112 dictámenes procedentes, es decir, aprobados.

Del total de iniciativas, 36 fueron improcedentes, una más fue archivada, a otra de le dio de baja y 2 fueron retiradas.

En cuanto a los puntos de acuerdo, en los dos períodos sumaron 91 propuestas, de las cuales, 65 si procedieron, 11 están pendientes, 2 fueron desechados por improcedentes y uno más tiene caducidad declarada.

En su primer año, la legislatura realizado 62 sesiones, pero de ellas solo 34 fueron ordinarias. Se realizaron 6 sesiones privadas y 12 solmenes, 2 extraordinarias, 1 permanente y 8 de la diputación permanente.

Desde el domingo, la legislatura inició un receso para iniciar el segundo año de ejercicio legal con el primer período de sesiones que arrancará en septiembre.

La promesa de trabajar para cambiar la imagen del Congreso quedó en el olvido

El día 31 de julio de 2018, causó sorpresa en el edificio de Vallejo 200 la visita de diputados electos. Llegaron con amigos y hasta con familiares para empezar a reconocer el terreno que pronto se convertiría en su espacio de trabajo.

La diputada Alejandra Valdés dijo en esa ocasión que lo primero sería “dignificar la imagen del Congreso” a través del trabajo legislativo. En eso, “no les vamos a fallar”, había asegurado hace once meses.

De su parte, Paola Alejandra Arreola Nieto dijo a los reporteros que “venimos con mucho ánimo a trabajar a favor de nuestro estado…tramos muchas ganas de darle una imagen distinta al Congreso del Estado”.

Antes, el 30 de julio, se presentó a ese mismo lugar el diputado electo Pedro César Carrizales Becerra quien quería “ambientarse” del trabajo legislativo, por lo que el entonces presidente de la Junta de Coordinación Política, Héctor Mendizábal lo invitó a presenciar como invitado especial una sesión privada de la JUCOPO.

“El Mijis” al ser entrevistado, dijo que su prioridad sería el trabajo a favor de los potosinos.

Al haberse realizado ya dos períodos ordinarios de sesiones y a la luz de la estadística parlamentaria, ese compromiso de dignificar al legislativo a partir del trabajo, parece haber quedado en el olvido, pues la mayor parte de las iniciativas presentadas están atoradas en Comisiones donde el trabajo es una excepción.