Por Antonio González Vázquez

La violencia abrasó de nueva cuenta a la zona metropolitana este fin de semana: cinco muertos en la capital, Soledad de Graciano Sánchez y Cerro de San Pedro. Ya no son focos rojos, sino fuego lo que está abrasando al área metropolitana.

Es ya alarmante la situación de manera más que significativa en la capital y Soledad donde prevalece la indiferencia ante el delito.

Cada día están más cerca las campañas a las presidencias municipales, en cuyo caso, el tema de la violencia, la inseguridad y la impunidad tienen prioridad.

Las campañas políticas sirven para que los partidos y sus candidatos tengan contacto con los electores y también es espacio para que se ponga a elección el proyecto y planes de gobierno para cada ciudad.

A la luz de lo que viene ocurriendo en la zona metropolitana, resulta necesario que en las campañas se difunda ante los electores aquellos planes orientados a combatir a fondo la inseguridad.

Propuestas y no demagogia es lo que deberá presentarse en las campañas. Con discursos y promesas no se resuelve el problema.

Es necesario que los candidatos asuman con responsabilidad su intención de gobernar para ofrecer un proyecto de gobierno que incluya acciones puntuales a seguir en materia de prevención del delito.

De la prevención delictiva los ayuntamientos se han desentendido de manera irresponsable.

La capital y Soledad son los municipios con indicadores de violencia e inseguridad más elevados. Está probado en esos lugares que sus gobiernos municipales han fallado, que han fracasado en su obligación de garantizar la seguridad física y patrimonial de los ciudadanos.

Los alcaldes de esas municipalidades que se registraron ante las instancias electorales para ir por la reelección, deberían hacer un alto y reflexionar sobre todo aquello que han hecho mal o incluso, sobre lo que dejaron de hacer.

Resulta afrentoso para los habitantes de esos municipios que los ediles pretendan reelegirse cuando los resultados en seguridad son nulos.

Están cerca las campañas municipales, es momento y lugar de que los candidatos presenten propuestas viables de solución a la inseguridad.

Ahora que si le siguen apostando a no hacer nada para que se encargue la Federación o el Estado, será bajo su responsabilidad.

El desgaste del gobierno municipal en la capital y Soledad es ya importante y probablemente este primero de julio los ciudadanos ya se los hagan saber.

Comments

comments