Victoriano Martínez 

Por primera vez está en proceso la reelección inmediata de alcaldes y diputados.

En teoría, esa posibilidad incentivaría que quienes ocuparan esos cargos hicieran su mejor esfuerzo para ganar la aprobación de la ciudadanía, como paso previo para aspirar a la reelección.

En teoría, la ciudadanía tiene la opción de premiar o castigar el papel desempeñado por los aspirantes a la reelección.

En los hechos, la búsqueda de la aprobación ciudadana se dio por la vía de una campaña de simulación y dádivas, muy lejos de atender a la dignidad del ciudadano y mucho más cerca de convertir el uso del erario en un chantaje, en el que todo se vale, a cambio de ser reelecto.

El mejor esfuerzo no es por hacer las cosas bien, es por hacerle creer a la gente que se hicieron bien.

Y como candidatos a ser reelectos, es su principal argumento. Desde el “ya me conocen” hasta el que se viste de héroe por haber contribuido a revelar la ecuación corrupta.

Argumentos que no se sostienen.

Nunca como ahora han existido denuncias en contra de diputados y alcaldes por el manejo irregular de los recursos públicos.

Hasta el alcalde con licencia del municipio de Ébano, Crispín Ordaz Trujillo, quien reveló la ecuación corrupta en el Congreso, hoy es denunciado por “una violación grave y sistemática a los derechos humanos y las garantías individuales” de un trabajador despedido en su Ayuntamiento.

No se diga el caso de la Capital: denuncias ampliamente documentadas sin consecuencias, por una Fiscalía carnal omisa.

Y el cuidado de un candidato presidencial, Ricardo Anaya, que evade fijar una postura en un cálculo político que le pudiera salir mal.

Nunca como ahora los candidatos que piden el voto a los ciudadanos han sido tan cuestionados y pesan sobre ellos denuncias concretas, sean alcaldes que buscan reelegirse, sean diputados que quieren saltar a otro cargo.

Nunca como ahora, pues, se llama a la ciudadanía a convertirse en cómplice de malos políticos… o a ponerlos en su lugar.

Demanda de Juicio Político contra Crispín Ordaz, quien busca reelegirse como alcalde de Ébano

Comments

comments