Angélica Campillo

Luego de que el pasado miércoles alrededor de 20 trabajadoras del Congreso del Estado se reunieron con la recién nombrada Oficial Mayor para denunciar que una secretaria es víctima de hostigamiento por parte de la diputada  María Isabel González; ésto con el fin de  obligarla a renunciar para que su puesto sea ocupado por una “persona de confianza”, la oficial mayor, Marisol Alvarado Luna aseguró que la secretaria continuará en su puesto.

En una breve entrevista, la Oficial Mayor señaló que ya se está atendiendo el asunto de la secretaria Nora Flores Cruz, quien manifestó haber sido agredida de forma verbal por la legisladora del Partido de la Revolución Democrática (PRD), no obstante, continúa en su lugar de trabajo realizando las funciones que le corresponden y no será despedida.

Por separado, la diputada del PRD rechazó que haya acosado laboralmente a la secretaria y aseguró que únicamente le ha pedido que realice las labores que le corresponden, ya que los ciudadanos les están exigiendo resultados a los legisladores, así como a todos los servidores públicos, “que si sus impuestos se ven reflejados en el salario que devengamos, que trabajemos conforme al cargo que les ha sido conferido”.

Mencionó que en su carácter de diputada tiene la obligación de que las personas que están asignadas a su cargo también trabajen en esa dinámica que la sociedad está exigiendo, o de lo contrario se incurriría en alguna omisión, la cual también merece una sanción administrativa.

González Tovar afirmó que ha sido bastante congruente entre su actuar y el hacer, por lo que aseveró que son muy delicadas las acusaciones que se hicieron en su contra, ya que en ningún momento le ha faltado al respeto a la secretaria “ahora si el acoso laboral consiste en decirle al trabajador que realice sus actividades, pues entonces ahí será la propia Contraloría quien determine si es acoso laboral”.

La legisladora djo que no ha tenido oportunidad de platicar con la secretaria, sin embargo, mencionó que sólo le pediría que cumpla con su trabajo de manera eficaz y que si la acusó de presuntas acciones que vulneran sus derechos, que la Contraloría lo investigue.

Finalmente, la diputada comentó que será la Oficialía Mayor la que determinará si  la secretaria continúa trabajando con ella, y agregó que de darse el caso, acataría cualquier sanción que le imponga la autoridad administrativa, “que se me sancione conforme a lo que deba de ser, pero que no se diga que estoy acosando”.