Redacción

A través de un correo electrónico dirigido a conductores y usuarios, el servicio de transporte Uber anunció que a partir de este miércoles deshabilitarán los pagos en efectivo en San Luis Potosí con la finalidad de cumplir con la normatividad y poder obtener su registro como Red de Transporte ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) del estado.

“En Uber tenemos el compromiso de ofrecer una opción eficiente de movilidad para San Luis Potosí. Por ello, mantenemos constante diálogo con el Gobierno del Estado. En cumplimiento de lo dispuesto por la autoridad, se realizarán algunas modificaciones respecto a los métodos de pago disponibles en la ciudad”, señala el comunicado.

La empresa informó que los usuarios de este servicio podrán realizar sus pagos mediante PayPal o tarjetas de débito y crédito.  

“Nuestro diálogo con el Gobierno del Estado es continuo, y nuestra prioridad seguirá siendo representar una opción confiable para ti y para todos los que viajan usando la aplicación”, se lee en el mensaje, en el que además lanzaron una invitación a mantener “un ambiente de calma y orden” por el bien de los usuarios, conductores y la ciudad para que el diálogo con las autoridades “avance de manera cordial”.

La medida dividió la opinión de usuarios y conductores, quienes en grupos de redes sociales donde comparten noticias sobre Uber, retenes de la SCT y conflictos con los taxistas, por un lado, celebraron que la compañía “entrara en razón” y que ya no tendrán la “preocupación” de ser asaltados por contar con efectivo, y, por otro, los menos optimistas aseguraron que la falta de pagos en efectivo hará emigrar a usuarios y conductores a otras plataformas, como INdriver.

La suspensión de los cobros en efectivo permitirá que Uber pueda ser registrada ante la SCT para operar con normalidad, por lo que dejarían de ser el blanco de los operativos que desde el 2016 organiza la Secretaría. Aunque la empresa intentó ampararse en contra de las modificaciones a la Ley de Transporte Público que prohíben a redes de transporte como Uber recibir pagos en efectivo, finalmente cedieron luego de perder un amparo y de que se registraron enfrentamientos violentos entre taxistas y usuarios y conductores de Uber en las últimas semanas.

No obstante, el pago en efectivo podría volver a implementarse en San Luis Potosí, ya que la empresa tiene como antecedente más reciente el caso de Puebla, donde un Tribunal Federal emitió una suspensión definitiva en contra de la reforma a la Ley de Transporte de ese estado que, al igual que la de San Luis Potosí, prohíbe los cobros en efectivo, razón por la cual desde el 10 de julio fueron habilitados en aquella entidad.