Por Samuel Estrada

Estudiantes de la zona oriente de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, cansadas de la inacción de las autoridades universitarias, decidieron denunciar ante medios informativos, la situación de acoso contra las mujeres que se está viviendo en los alrededores de su centro de estudios, por personas externas.

Narraron que recientemente una chica, acompañada por su hijo, fue manoseada por un tipo a las afueras de su facultad. Ella lo siguió y con ayuda de otras personas lograron detener al agresor. El problema es que llegando al ministerio público, en menos de seis horas lo dejaron salir e incluso le recomendaron a la joven que no pusiera la denuncia porque “se metería en más problemas y que mejor agradeciera que no le haya pasado nada más grave”.

Detallaron además, que hay muchos casos de delincuencia, principalmente robos; sin embargo cuando se ha acudido con las autoridades de sus facultades, solo se les ha hecho saber que se tomarán cartas en el asunto.  Se les ha dicho que se busca instalar más cámaras de videovigilancia y más personal de seguridad, pero han referido que el presupuesto es limitado y no se ha podido conseguir.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here