Antonio González Vázquez

En el pasado sexenio de Fernando Toranzo Fernández había un funcionario muy poderoso conocido en palacio de gobierno y en los pasillos del poder público como “El Vicegobernador”. Se había designado de ese modo a Cándido Ochoa Rojas, primero Procurador General de Justicia y después Secretario General de Gobierno.

Según los resultados de las elecciones de diputados locales del primero julio, Cándido Ochoa Rojas, ganó el XI Distrito con cabecera en Cárdenas, por lo que será integrante de la próxima legislatura a partir del 15 de septiembre entrante.

En 2015, había sido electo diputado federal por el IV Distrito con cabecera en Ciudad Valles por el Partido Verde. Ahora fue electo por el PRI.

El apelativo de “Vicegobernador” devino del hecho de que en el sexenio 2009-2015, Fernando Toranzo decidió delegar muchas de sus obligaciones, pues como se recordará, gustaba de pasear e ir a pescar más que acudir a palacio de gobierno. Lo que le correspondía hacer y decidir, lo hacía y decidía Cándido Ochoa.

Esa circunstancia de ser quien manejaba el poder y las decisiones de gobierno, le hizo chocar constantemente con la entonces primera dama del estado, la doctora María Luisa Ramos.

Ochoa Rojas ya siendo diputado federal y una vez que en junio de 2017 estalló el escándalo de la Ecuación Corrupta, salió a defender a los diputados involucrados en el tema, especialmente a su amigo J. Guadalupe Torres Sánchez.

El día 10 de julio, el entonces diputado federal por el PRD y actual alcalde electo de la capital, Xavier Nava, había presentado denuncia ante la Procuraduría General de la República por el caso de la Ecuación Corrupta.

En redes sociales, Cándido Ochoa reaccionó a la denuncia de este modo: “Entiende Xavier. Sin los gallardo, no eres nadie. Y les mordiste la mano”.

En su paso como “Vicegobernador” de Toranzo, Cándido Ochoa dejó problemas muy serios, como el caso aun irresuelto de Karla Pontigo que mereció una Recomendación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos. Esa recomendación hacía énfasis a la irresponsabilidad, negligencia, omisiones, yerros y caprichos de servidores públicos en ese asunto.

En noviembre de 2016, como diputado federal, Ochoa Rojas fue uno de los 19 diputados de la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara Baja que votó en contra de la iniciativa presidencial para legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Cuando Ochoa Rojas era secretario general de gobierno, el ex diputado local y activista Tomás Rosales lo acusó de estar involucrado en la desaparición de su hijo, Pedro Pablo Rosales Zapata, cuando el hoy legislador federal se desempeñaba en la Procuraduría General de Justicia del Estado.

El 26 de septiembre de 2016, Cándido Ochoa asumió la presidencia de la Comisión Especial para Investigar los hechos de Iguala del 27 de Septiembre de 2014, órgano creado en la cámara de diputados para investigar la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa. Esa Comisión nunca dio resultados.

Ochoa Rojas fue electo diputado en un distrito de la Zona Media cuando venía de ser diputado por un distrito de la Huasteca. El Vicegobernador 2009-2015 será uno de los cinco diputados locales del PRI y previsiblemente será su coordinador.

Comments

comments