Imagen tomada de Internet

Leticia Vaca

“Nos tocó pagar los platos rotos de anteriores administraciones”, defendió Érika Briones Pérez, presidenta municipal de Villa de Reyes, además de asegurar que su administración no ha sido omisa y ha apagado de manera mensual abonos de la indemnización que se adeuda a los familiares del joven asesinado a manos de elementos de la Policía Municipal .

En ese contexto, indicó, en su gestión se han realizado cuatro pagos que suman 200 mil pesos, el último, según dijo, por 100 mil pesos. “Tenemos nosotros todos los documentos y los respaldos. Yo creo que si hubiéramos sido omisos, ya nos hubiera mandado a requerir de las vías legales correspondientes para actuar; los pagos se han dado, como se ha manifestado y como quedó acordado, obviamente en base a las posibilidades de recursos y del presupuesto del municipio”.

Cabe mencionar que al término de la entrevista el director de Comunicación Social se comprometió a hacer llegar los cheques que avalarían lo dicho por Briones Pérez, pero sólo hizo llegar la comprobación de dos: uno por la cantidad de 200 mil pesos con fecha de 18 de septiembre de 2018, que correspondería a un pago realizado por la pasada administración, y otro, por 50 mil pesos, con fecha del 26 de abril de 2019. 

Briones Pérez argumentó, además, que no sólo intervinieron policías de Villa de Reyes, sin embargo como la administración pasada no atendió en su momento, les tocó asumir toda la responsabilidad. “Lastimosamente no fue culpa de elementos de la Policía Municipal, aquí intervienen otros oficiales de otras corporaciones, pero desgraciadamente Villa de Reyes no atendió el caso, la Policía Ministerial, Policía Estatal atendieron el caso legal en su momento, y, por la omisión de un simple documento, de entregar un simple documento, adquirimos la responsabilidad en su totalidad”, sostuvo. 

Por el desacato de la administración pasada, excusó, la Auditoría Superior del Estado (ASE) abrió un expediente, ya que la administración anterior, señaló, erogó gastos por 14 millones de pesos a despachos jurídicos para atender todo tipo de casos, “y que ni siquiera con un escrito de intención de un acuerdo con la víctima se dio, entonces, pues nos toca a nosotros cumplir y nosotros estamos cumpliendo cabalmente a las posibilidades del ayuntamiento en la cuestión de recursos”. 

Finalmente, aseguró, los policías municipales, derivado del conflicto que enfrentan, son capacitados en materia de derechos humanos, “eso es una situación que estamos cuidando mucho, y les vuelvo a reiterar lo que sucedió hace varios años atrás, pues lastimosamente no fue culpa de elementos de la Policía Municipal”.