Antonio González Vázquez

Días enteros de tristeza, días de dolor, días de luto y pesar de una mujer en el umbral de la vida.

Cuatro días después de que murió él, murió ella. Él había muerto en el amanecer del lunes y ella por la mañana de este jueves. Dicen que ella murió de tanto beber tras la muerte de él.

Murió Viridiana de 19 años de edad. Su cuerpo fue descubierto en un lote baldío de la calle Matamoros del ejido El Refugio, municipio de Ciudad Fernández, apenas a unos metros donde vivía Jonathan. Eran novios.

Aunque Jonathan murió en el Hospital Central en la madrugada del día 10 de septiembre, en realidad había empezado a morir desde aquella madrugada del 30 de agosto cuando elementos de la policía estatal dispararon contra un grupo de jóvenes que viajaban en una camioneta.

Ese día, murió Antonio que tenía solo 18 años de edad y habían sido heridos por las balas policiales, Gabino de 48 años, Mauro, de 18 y Jonathan de 21. Desde la patrulla con número 2246, dispararon contra la unidad con el pretexto de que se negaron a hacer alto y entonces iniciaron una persecución que terminó en tragedia.

Y la tragedia siguió la necesaria ruta fatal desde esa madrugada del 30 de agosto: el lunes murió Jonathan y hoy, jueves 13 de septiembre, ha muerto Viridiana, víctima indirecta de ese suceso violento provocado por la policía.

El portal de noticias mirioverde.com, reporta esta mañana el suceso; son ya tres los jóvenes que han muerto a raíz del ataque policíaco a civiles del pasado día 30 de agosto, pero de los agentes responsables nada se sabe en cuanto a si se les inició algún procedimiento de tipo judicial.

Desde que Viridiana se enteró de la muerte de Jonathan le embargó una mar de tristeza que la llevó a beber hasta dar con la muerte.

La policía reportó que Viridiana murió por congestión alcohólica, pero en realidad debió morir de un profundo y entristecido amor.

Fue a morir cerca de la casa de Jonathan y muy cerca del lugar donde fueron atacados por la policía, evento que en su momento fue reportado por la policía estatal como un acto “en respuesta a una agresión de civiles presuntamente armados”.

Te puede interesar:

 

Comments

comments