Por Eduardo Delgado

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) le giró recomendación al gobernador, Juan Manuel Carreras López, porque el titular y el director administrativo en la Secretaría de Cultura, Armando Herrera Silva y Alejandro Rojas, respectivamente violentaron las garantías individuales de María de Jesús Almendarez Prieto, al enviarla a coser archivos al sótano de esa dependencia.

En el año 2014 “Mary Chuy”, como también se le conoce, fue víctima de abuso y acoso sexual en la Secretaría de Desarrollo Urbano, Vivienda y Obras Públicas. En aras de “protegerla” fue enviada al Instituto Estatal de las Mujeres. Al término de su comisión en ese organismo, fue puesta a disposición de la Oficialía Mayor, de donde la mandaron primero a la Secretaría de Educación y enseguida a la Secretaría de Cultura.

Fechada el pasado 28 de noviembre y firmada por el presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, Carreras López recibió la recomendación 61/2017, “sobre el caso de violaciones a los derechos al trato digno y una vida libre de violencia contra la mujer” en agravio de la quejosa, “por actos de autoridades del Gobierno de San Luis Potosí”.

En un apartado de la recomendación, González Pérez le anuncia al mandatario estatal que ese organismo “presentará queja ante la Contraloría General del Estado, a fin de que inicie el procedimiento administrativo de investigación, determine la responsabilidad que corresponda a AR1 y AR2, y en su caso, se apliquen las sanciones respectivas”.

Como se recordará, el 28 de marzo de este año María de Jesús viajó a la Ciudad de México, donde junto con su abogado, Tomás Coronado y la también litigante Mayra Figueroa Gallegos, se reunió con el presidente de CNDH, ante quien la agraviada le expuso haber sido víctima de violencia institucional en diversas dependencias estatales, incluida la Secretaría de Cultura.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here