Por Antonio González Vázquez

Mientras que las candidaturas con aroma a fuero para los caudillos de la Gallardía deberán esperar una semana, este lunes se presenta la primera de una serie de denuncias penales contra el alcalde de la capital, Ricardo Gallardo Juárez.

La denuncia penal por presuntos actos de corrupción en la compra de medicamentos a Sandra Sánchez Ruiz por parte del ayuntamiento capitalino, estará respaldada con varios cientos de firmas de ciudadanos interesados en combatir corrupción e impunidad.

Se sabe que el Frente Ciudadano Anticorrupción trabaja ya en otras denuncias contra el edil, que a como van las cosas, muy pronto tendrá tantas demandas judiciales como inmuebles en su poder.

Ayer, el Partido de la Revolución Democrática aplazó la elección de sus candidatos al Congreso de la Unión, el receso es de una semana. Entre tanto, la Gallardía seguirá forzando a la dirigencia nacional del partido para que rompan un acuerdo que ya tenía con el PAN, según el cual, la primera posición del senado por San Luis sería para el PRD, pero para una mujer.

Como a Ricardo Gallardo Juárez no le ha ido del todo bien durante las últimas semanas, habida cuenta de la exposición ante la opinión pública de información que pone en duda su honestidad, la Gallardía intenta que el CEN del PRD y su Consejo modifiquen el acuerdo y la candidatura al Senado sea para un hombre y, la segunda posición que es del PAN, sea para una mujer.

El aplazamiento anunciado ayer de la designación de candidaturas le ha venido muy bien a la Gallardía que espera hasta el último momento: si no hay cambios en las candidaturas federales, entonces Gallardo se tendrá que conformar con la reelección en la presidencia municipal.

No está de más recordar que en San Luis Potosí ya fue eliminado el fuero.

En razón de ello, es trascendente el anuncio del Frente Ciudadano Anticorrupción de promover denuncias penales en contra de Gallardo Juárez. La primera de ellas se presenta hoy en la Procuraduría General de Justicia.

El tema de la compra a montones de medicinas para servidores públicos de confianza del ayuntamiento es el primer gran escándalo de la administración amarillo pollo, sobre este caso van los denunciantes que anunciaron que presentarán pruebas documentales de las irregularidades en compras por más de 66 millones de pesos en medicamentos a la proveedora fantasma, Sandra Sánchez Ruiz.

No cabe duda, lo que debe haber en terrenos municipales es una gran incertidumbre sobre lo que puede pasar: les urge el Senado, pero no depende de ellos la candidatura. Ya mostraron músculo en la reciente visita de su dirigente nacional, Manuel Granados, llenaron la plaza y le mostraron el control que tienen sobre buena parte de la prensa local y le mostraron los logros de la estrategia de dádivas en los municipios de San Luis y Soledad.

Mostraron músculo, pero solo eso. No hay más. Ofrecieron cientos de miles de votos y el presidente nacional del partido del sol azteca mostró las cortesías del caso. La semana que entra se decide, las tribus del partido andan sueltas, todas van por sus huesos y en una de esas, a la Gallardía se les puede ir la candidatura al Senado.

Comments

comments