Por Victoriano Martínez

Tras señalar que ha buscado exhaustivamente el fundamento legal para que el gobierno del estado le cobrara a Ford 71 millones 944 mil 800 pesos por concepto de “pago de derechos de preferencia para la adquisición del terreno”, Eduardo Martínez Benavente consideró que el gobierno potosino salió ganando en la negociación.

“No puede ser que hayan chamaqueado a los gringos de esa manera y que hayan indemnizado al gobierno con más de mil millones de pesos”, expresó.

Indicó que el presunto impuesto por derechos de preferencia para la adquisición del terreno no aparece en la Ley de Hacienda del Estado ni en la Ley de Ingresos para el ejercicio 2017.

Expresó que le resulta extraño que los medios financieros de México y USA no le hayan dado la importancia que merece este asunto, y opinó que tras el resultado de la negociación, el gobierno de Juan Manuel Carreras está en deuda con Donald Trump, por haber hecho que la Ford renunciara al proyecto en el Estado.

“Solo conociendo el convenio del finiquito vamos a entender qué es lo que negociaron”, dijo.

Señaló que aún quedan pendientes por aclarar en el fallido proceso de instalación de la armadora automotriz estadounidense, sobre todo lo relacionado con la adquisición del terreno y las obras de infraestructura que ahí se realizan.

“Debemos seguir insistiendo en la ilegalidad de la adjudicación de las obras de infraestructura y que el Gobierno debe dar una explicación sensata de si estos constructores van a seguir con la obra y como se va a distribuir el importe de la indemnización, cuando la tajada más grande se la van a llevar los Rangel y Del Valle”, agregó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here