Por Samuel Estrada

Hay un movimiento a nivel continente que plantea  el rescate de las ideologías y filosofías de los habitantes originarios, pues son una visión alternativa y probablemente mejor para afrontar los problemas que se viven hoy en día, principalmente en las comunidades de Latinoamérica, de ahí la importancia de vencer la barrera idiomática, así lo manifestó la maestra Ana Lilia Maciel, directora académica del Centro de las Artes de San Luis Potosí Centenario (CEART), en donde han iniciado con la impartición de una nueva disciplina el lenguaje y la cultura Náhuatl.

Explicó que en México, el segundo idioma más hablado es el náhuatl y es el idioma originario más hablado del continente, sin embargo a la fecha se mantiene una barrera lingüística entre los que tienen el náhuatl como lengua materna y el resto de los mexicanos, por lo que la intención es poco a poco ir acabando con esta división.

Detalló que llega a ser vergonzoso que no haya suficientes profesionistas que hablen este idioma, ni maestros, ni abogados, ni médicos, etcétera, dado que no se ha puesto el interés suficiente, incluso hay más interés en personas extranjeras, en aprender e impartir el idioma náhuatl que de parte de los mexicanos.

Precisó “hay problemas graves en México, de derechos humanos, segregación social, conflictos de tierras, etcétera, simplemente por el problema de la barrera lingüística , lo cual es inaceptable, queremos que más personas se sientan atraídas por el idioma original de México”.

Maciel refirió que ésta es apenas una primera etapa, pero la intención es poder extender las clases a otros idiomas originales, específicamente los que más se hablan en territorio potosino como es el caso del Teenek o el Pame, para lo cual primero se tendrán que construir el andamiaje pedagógico correspondiente.

Finalmente lamentó que al momento no se ha tenido la respuesta esperada para inscribirse a estas disciplinas, por lo que hizo el llamado a los interesados a que se acerquen e incluso a tomar una clase muestra para que puedan animarse a inscribirse, no solo en el náhuatl sino en cualquiera de las disciplinas que el abanico del CEART está ofertando este año.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here