Contratar “empresa” privada y cortar el suministro fue la estrategia gallardista para recaudar más dinero en Interapas

Contratar “empresa” privada y cortar el suministro fue la estrategia gallardista para recaudar más dinero en Interapas

Jaime Nava

Durante la administración de Ricardo Gallardo Juárez como alcalde de San Luis Potosí y presidente de la Junta de Gobierno del organismo Intermunicipal metropolitano de agua potable, alcantarillado, saneamiento y servicios (INTERAPAS) se contrataron los servicios de una empresa de reciente creación y se cortó el suministro de agua para obligar a los usuarios a pagar por el servicio.

En la centésima sexagésima cuarta sesión ordinaria de la Junta de Gobierno de Interapas, celebrada el 1 de noviembre del 2017, el entonces director de Administración y Finanzas, Mario Ibarra Guerrero, informó que se había contratado a una empresa para lograr recaudar 57 millones de pesos al mes mediante la implementación de “estrategias” que, según las propias palabras del funcionario, consistían en: “cortes de servicio, en el cual se busca la restricción del servicio no en su totalidad, como una estrategia de recaudación e incentivo para la población”.

A cambio de presionar a los potosinos mediante cortes en el suministro del agua, la empresa particular recibiría como contraprestación del 15 por ciento sobre los ingresos adicionales al promedio mensual.

El mismo 1 de noviembre del 2017, el otrora director de Interapas, Alfredo Zúñiga Herverth, el encargado de despacho de la Dirección de Administración y Finanzas, Mario Ibarra Guerrero y el Contralor Interno, Jesús Salvador González Martínez firmaron el contrato de prestación de servicios para el “Incremento de eficiencias comerciales” con la empresa RAEDSA MAQUINADOS Y MAQUILADOS S. DE R.L. DE C.V., representada por una persona de nombre Edgar Iván Martínez Martínez.

EL CONTRATO

El contrato firmado entre Interapas y Raedsa son todo beneficios para la empresa. El objeto, se explica, es la implementación de un “Programa de Incremento de Eficiencias Comerciales” llamado: “Equipo de Alto Rendimiento” con cinco líneas de acción: Eficiencia en la facturación, eficiencia en el incremento de los ingresos, eficiencia en la atención a usuarios, eficiencia en el padrón de usuarios y desarrollo humano. Prácticamente todo con cargo a Interapas.

A pesar de que en la cláusula cuarta se señala que los costos de operación del “Equipo de Alto Rendimiento” y los cursos de capacitación correrán por cuenta de RAEDSA MAQUINADOS Y MAQUILADOS S. DE R.L. DE C.V., el anexo 1 del contrato cuenta otra historia. En dicho apartado aparecen 12 cursos, los cuales se encuentran divididos en dos grupos:

Nueve capacitaciones “pagados por el Interapas de los recursos adicionales generales de la implementación del modelo”:

  1. Desarrollo de liderazgo
  2. Integración de Equipos de Alto Rendimiento
  3. Calidad en el servicio
  4. Gestión comercial de los Organismos Operadores de Agua
  5. Finanzas para la toma de decisiones
  6. Estrategia y competitividad de organismos operadores de agua
  7. Como instrumentar tarifas con éxito
  8. Mejora continua
  9. Las 5 S

Y únicamente tres pagados por RAEDSA “con sus propios recursos”:

  1. Taller de información e integración del “Equipo de Alto Rendimiento” de Interapas
  2. Competencias laborales en conjunto con la Secretaría de Educación Pública y la CONAGUA
  3. Certificación de competencias laborales

La tercera cláusula relativa a la contraprestación establece: “El monto total de la contraprestación por la implementación del “Programa de Incremento de Eficiencias Comerciales” denominado “Equipo de Alto Rendimiento” será igual al 15% de la cantidad que resulte de restar al monto de lo recaudado en el mes de que se trate, el promedio de recaudación mensual que para efectos del presente contrato asciende a la cantidad de $53, 128, 569.81 (CINCUENTA Y TRES MILLONES CIENTO VEINTIOCHO MIL QUINIENTOS SESENTA Y NUEVE PESOS 81/100 M.N.)”, más el impuesto al valor agregado.

Interapas se obligó a pagar los servicios de RAEDSA dentro de los primeros cinco días hábiles posteriores al “cierre del mes anterior”. En caso de retraso, también se comprometió a pagar a favor de RAEDSA el equivalente al “0.5%” por cada cinco días de retraso del costo total de los servicios del mes anterior.

Asimismo, se pactó que, en caso de terminación anticipada del contrato, Interapas debe reembolsar a Raedsa los gastos comprobados en los que haya incurrido y, adicionalmente, el pago de “los servicios efectivamente devengados hasta la fecha en que, en su caso, se dé por terminado anticipadamente el contrato, así como una cantidad igual al 30% del importe total referido en la cláusula tercera”; es decir, 15 millones 938 mil 570 pesos.

LOS PAGOS A RAEDSA MAQUINADOS Y MAQUILADOS S. DE R.L. DE C.V.

En poder de Astrolabio Diario Digital se encuentran cuatro facturas pagadas por Interapas a RAEDSA entre febrero y mayo del 2018 que en total suman tres millones 919 mil 749 pesos.

Dos facturas fueron elaboradas el mismo día: 9 de febrero del 2018. La primera, correspondiente a los servicios periodo del 1 al 31 de diciembre del 2017, tuvo un valor de 123 mil 664 pesos con 12 centavos y se le asignó el folio número seis.

En la segunda se facturó un millón 735 mil 842 pesos con 86 centavos por los servicios del 1 al 31 de enero del 2018 y se le asignó el folio número siete. Como ambos comprobantes fueron creados el mismo día no resulta extraño que sus folios sean consecutivos; sin embargo, es un hecho a destacar al compararlas con el resto.

El 6 de abril del 2018 se expidió la factura con folio número ocho con la que RAEDSA cobró 151 mil 492 pesos con 30 centavos. Un mes después, el 4 de mayo del 2018, RAEDSA recibió un millón 908 mil 750 pesos con cinco centavos a través de la factura con folio número nueve.

Lo anterior hace suponer que Interapas es el único cliente que tiene RAEDSA MAQUINADOS Y MAQUILADOS S. DE R.L. DE C.V., una empresa ilocalizable.

RAEDSA, UNA EMPRESA TODÓLOGA

De acuerdo con datos del Registro Público del Comercio, el 8 de julio del 2014 se constituyó la sociedad de responsabilidad limitada RAEDSA MAQUINADOS Y MAQUILADOS; no obstante, no se formalizó su registro sino hasta el 24 de febrero del 2015 bajo el Folio Mercantil Electrónico 32082.

Por la multiplicidad de sus objetos, RAEDSA es otra compañía que podría clasificarse como todóloga. En el acta constitutiva se indica que el objeto social principal de la empresa es la “fabricación e instalación de plantas para alimentos, ganados, cerdo, pollo y pescado con capacidad de 20 toneladas hasta 200 toneladas”, pero, también, entre sus actividades se mencionan: “maquinados y maquilados para la industria”, “proyectos delectricos (sic) como subestaciones, fuerza, control y alumbrado”, “proyectos de construcción y ampliación de plantas industriales”, “desarrollo de nuevos productos para la industria manufacturera y acerera”.

Y, como el último de sus objetos: “desarrollo e implementación de soluciones para el sector agua potable, alcantarillado y saneamiento”.

RAEDSA MAQUINADOS Y MAQUILADOS S. DE R.L. DE C.V. cuenta con dos socios:

Edgar Iván Martínez Martínez con domicilio en la colonia Montes de Mirador, aparentemente en el municipio de Ciudad Valles, y María de los Ángeles Rivera Ibarra con domicilio en el fraccionamiento San José en el municipio de Soledad de Graciano Sánchez.

Edgar Iván Martínez funge como administrador único y en el órgano de vigilancia se encuentra una persona a quien solamente se le identifica como Lucía Díaz de León Díaz de León.

En el contrato se menciona que la empresa tiene su domicilio en la calle Prolongación Santos Degollado número 161 Interior 304 en la colonia Tangamanga; sin embargo, sobre esa calle no existe ese número. Como prolongación Santos Degollado se conocía a la calle Manuel J. Clouthier, sobre esa calle se ubica un edificio con el número 161.

En ese lugar se encuentran algunos despachos particulares de abogados, la aseguradora Metlife y la sede de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (CANADEVI). Se les preguntó a las personas que laboran en ese sitio si en el edificio había una empresa llamada RAEDSA MAQUINADOS Y MAQUILADOS, pero todos coincidieron en que nunca habían escuchado ese nombre.

En internet tampoco existe información sobre la empresa utilizada por Interapas cuyo contrato vence el próximo 1 de noviembre.